Los gimnasios españoles atisban el inicio de la recuperación

0
6
666349

INDUSTRIA DEL DEPORTE

Madrid, 17 sep (EFE).- Un 72% de los empresarios de gimnasios en España espera cerrar el año 2021 con un incremento de beneficios respecto al año anterior, el inicio de una recuperación que esperan sea plena entre 2022 y 2023.

Después de que el impacto de la pandemia se llevara por delante un 64% de la cifra de negocios de los centros deportivos, unos 1.500 millones de euros de forma agregada, el sector comienza a mirar con esperanza lo que viene a partir de este mes de septiembre, habitualmente fuerte para esta industria.

“Nos encontramos con un septiembre optimista, preparados para afrontar una recuperación que pensamos que a partir de este mes se va a incrementar”, apuntó el gerente de la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (FNEID), Alberto García, durante la presentación de un estudio este jueves.

Una reciente encuesta de la consultora BDO a empresarios de las 40 principales compañías del sector en España refleja que el 72% confía en mejorar su facturación al cierre de este año, con un incremento de un 24% de media entre todos los encuestados.

El 30,6% espera recuperar el número de abonados previo a la pandemia ya en este año, mientras que un 50% es menos optimista y cree que no conseguirá tener los mismos clientes que antes de la covid-19 hasta 2023.

También se espera que tarde en llegar el nivel de ingresos previo a la pandemia no llegará hasta el año 2023, según el 47% de los encuestados, aunque el 42% lo adelanta al 2022, y el número de abonados previo a la crisis sanitaria tampoco se alcanzará hasta 2023, en opinión del 50% de los directivos encuestados.

SUBIDAS DE PRECIOS Y CONCENTRACIÓN EMPRESARIAL

Otras dos dinámicas serán claves en el futuro próximo de los gimnasios españoles: las subidas de precios y la concentración empresarial a partir de compras de las empresas más grandes sobre las pequeñas.

Un 50% de los directivos encuestados por BDO prevé una subida de precios general en el sector, aunque un 47% prevé incluir dentro de sus cuotas los servicios de entrenamiento digital que implementó debido a la pandemia. El 55% de los gestores calcula que las plataformas de entrenamiento en casa seguirán creciendo.

Al mismo tiempo, el 61% de las grandes empresas consideran que entrarán fondos de inversión en las gestoras de centros deportivos, lo que impulsará la compras entre compañías para provocar una concentración en el sector.

“No cabe duda de que nuevos fondos y operadores internacionales van a querer entrar en el sector”, considera Pelayo Novoa, socio de BDO, un proceso que para el consejero delegado del grupo VivaGym, uno de los principales del país en número de usuarios y centros, Juan del Río, podría convertir al sector español “en un dominador del ‘fitness’ europeo”.