Los expresidentes Gaviria y Pastrana, salpicados en los “Papeles de Pandora”

0
7
684656

PAPELES PANDORA COLOMBIA

Bogotá, 3 oct (EFE).- Los expresidentes colombianos César Gaviria y Andrés Pastrana figuran en el informe del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) que reveló este domingo que más de 30 líderes mundiales escondieron fortunas de miles de millones de dólares para no pagar impuestos.

El capítulo de Colombia, en el que participó la alianza entre el diario El Espectador y la plataforma periodística para las Américas CONNECTAS, incluye 588 nombres de personas naturales y jurídicas del país “que figuran como dueños reales de sociedades” extraterritoriales, entre ellos millonarios, embajadores, excongresistas, grupos familiares o procesados por la justicia, además de los dos expresidentes.

En la investigación del ICIJ, denominada los “Papeles de Pandora”, participaron 600 periodistas que han examinado 1,9 millones de documentos.

SOCIEDAD DE GAVIRIA

Sobre César Gaviria, que fue presidente de Colombia entre 1990 y 1994 y es el actual director del Partido Liberal, se indica que en 2012 él y su hermano Luis Fernando se convirtieron en los directores de la sociedad MC2 Internacional S.A. que había sido registrada el 16 de julio de 2010 en Panamá.

Con el tiempo, la sociedad panameña se convirtió en la única accionista de la empresa colombiana MC2 S.A.S. ESP., una compañía dedicada a la comercialización, transporte, compresión, almacenamiento y descompresión de gas natural.

MC2 S.A.S. ESP., fue constituida en 2006 por Luis Fernando Gaviria y, un año después, el expresidente Gaviria se unió al negocio como accionista mayoritario.

“En 2010, según documentos de la Cámara de Comercio, la estructura societaria de la empresa cambió, los accionistas dejaron de ser personas naturales y quedaron en cabeza de MC2 Internacional S.A.”, según la investigación publicada por El Espectador y CONNECTAS.

Los documentos revelaron que en los años siguientes “ingresaron nuevos socios, pero César y Luis Fernando Gaviria se han mantenido”.

El ICIJ no obtuvo respuesta al consultar al expresidente, pero su hermano sí respondió que es “connatural en las sociedades anónimas que sus accionistas mantengan la reserva en cuanto a su condición de accionistas” y que “la información financiera y tributaria de los ciudadanos colombianos está amparada por la reserva documental”.

MENCIONES A PASTRANA

El expresidente Pastrana, que gobernó entre 1998 y 2002, aparece, según la investigación, como beneficiario de la sociedad Vanguard Investment Inc, registrada en Panamá, y a su vez beneficiario de la compañía colombiana Salatina Puyana y Cía S. en C., que controla el total de las acciones de la sociedad panameña y administra su patrimonio familiar.

Según los documentos filtrados, “Vanguard Investment Inc., adquirida por la compañía colombiana de Andrés Pastrana, fue inscrita el 27 de mayo de 2005 como sociedad anónima, con capital social de 10.000 dólares”, pues en ese momento se permitía que el dueño de la sociedad fuera “quien tuviera los papeles accionarios en sus manos”.

Aunque esa regulación cambió en 2016, desde cuando es obligación poner el nombre real de la sociedad dueña de las acciones, “el nombre del expresidente de Colombia como beneficiario real de Vanguard Investment siguió ausente en los registros públicos”, añade la investigación.

Aunque en los registros públicos no hay rastro del expresidente colombiano, en la investigación se reveló “un formulario de 2016 que concluye que los verdaderos dueños de la sociedad son Andrés Pastrana y su esposa, Nohra Puyana”, y el objetivo es “hacer inversiones colombianas en el exterior”.

Al ser consultado por la alianza de El Espectador y CONNECTAS, el expresidente Pastrana aseguró que “se buscaba convertir pesos en dólares para internacionalizar un patrimonio” y respondió que “nunca se ocultó la identidad de los directores, dignatarios y beneficiarios”.

El ICIJ, con sede en Washington, ganó fama por los llamados “Papeles de Panamá”, una filtración de 11,5 millones de documentos procedentes del despacho panameño Mossack Fonseca, que reveló en abril de 2016 que personalidades de todo el mundo contrataron los servicios de este bufete, ya extinto, para crear sociedades extraterritoriales presuntamente para evadir impuestos.