Los diputados franceses aprueban la creación de un certificado sanitario

0
8
519202

CORONAVIRUS FRANCIA

París, 12 may (EFE).- Los diputados franceses aprobaron en la noche del martes al miércoles el proyecto de ley que enmarca la salida progresiva del estado de emergencia sanitaria, y que incluye como uno de sus principales puntos la creación de un certificado sanitario.

El texto fue respaldado en primera lectura en la Asamblea Nacional por 208 votos a favor y 85 en contra, y debe proseguir su trámite parlamentario en el Senado y en una comisión mixta paritaria en caso de haber divergencias.

Los diputados le dieron su visto bueno en una segunda votación horas después de que en la primera el partido centrista MoDem hubiera dado la espalda al gubernamental La República en Marcha (LREM) por falta de inconcreción de algunos elementos.

En la primera deliberación, el artículo primero del proyecto de ley donde está el certificado sanitario, fue rechazado por 108 votos en contra, 103 a favor y dos abstenciones.

El primer ministro, Jean Castex, dijo poco después que se iba a encontrar un acuerdo con la mayoría gubernamental para poder seguir adelante y que por lo tanto se procedería a una nueva votación en esa cámara.

El artículo en cuestión introduce la base legislativa necesaria para que el jefe de Gobierno pueda supeditar el acceso a ciertos lugares o actos que impliquen una aglomeración de personas (Castex ha avanzado la cifra de 1.000) a disponer del certificado.

También se establece la “imposibilidad expresa” de solicitar esos documentos en otros lugares diferentes a los especificados por el dispositivo.

Para conseguir el respaldo del MoDem, el artículo fue modificado y la versión adoptada por la Asamblea Nacional reduce el periodo de transición en el que el Gobierno podrá imponer restricciones a las libertades. Ese periodo irá del 2 de junio a finales de septiembre, en lugar de hasta finales de octubre.

El proyecto de ley también otorga a Castex la potestad de seguir aplicando medidas de toque de queda hasta el próximo 30 de junio en una franja horaria de entre las nueve de la noche y las seis de la mañana como máximo.

Actualmente el toque de queda comienza a las siete de la tarde. El calendario progresivo de desescalada fijado por el Ejecutivo prevé retrasarlo dos horas el 19 de mayo, otras dos el 9 de junio, con lo que empezaría entonces a las 23 horas, y suprimirlo el 30 de junio.

Francia ha registrado en la última semana una media de unos 17.500 positivos de coronavirus diarios, lejos del tope de 5.000 fijado por el Gobierno para salir del segundo confinamiento en diciembre.

Las autoridades confían en que el avance de la campaña de vacunación ralentice la expansión de la epidemia. Según las últimas cifras, 18,5 millones de personas han recibido ya al menos una dosis, el 27,6 % de la población total, y de ellas 8,2 millones tienen las dos (el 12,3 %).