Home Enterate Los demócratas estadounidenses cierran filas ante su ley contra la inflación

Los demócratas estadounidenses cierran filas ante su ley contra la inflación

EFE/EPA/JIM LO SCALZO

Washington, 5 ago (EFE).- Los demócratas estadounidenses afrontan la votación en el Senado de su proyecto de ley estrella contra la inflación y el cambio climático con el apoyo asegurado de sus dos senadores díscolos y la confianza de que esa normativa creará puestos de trabajo y bajará los precios.

“Es un punto de inflexión para las familias trabajadoras en nuestra economía”, apuntó en una declaración el presidente, Joe Biden, la víspera de que el Senado inicie el proceso de votación previo a su tramitación por la Cámara de Representantes.

La llamada Ley de Reducción de la Inflación, tal y como incidió en otra conferencia de prensa el líder de los demócratas en la Cámara Alta, Chuck Schumer, “salvará vidas, creará puestos de trabajo y reducirá la inflación”.

Esa iniciativa legislativa contempla inversiones de 669.000 millones de dólares para la reducción del déficit, programas de seguridad energética y la lucha contra el cambio climático en la próxima década.

Ese monto es sustancialmente inferior a los 3 billones de dólares que el ala más izquierdista de los demócratas aspiraba a sacar adelante en un principio, pero supone un impulso para los progresistas a meses de las elecciones legislativas de noviembre, en las que se juegan sus mayorías en ambas cámaras del Congreso.

La Ley de Reducción de la Inflación “es lo que Estados Unidos necesita desesperadamente”, sostuvo Schumer, consciente de que las previsibles enmiendas de los republicanos pueden alargar el proceso.

“Nadie esperaba que una legislación de esta amplitud fuera fácil. Confiamos en que al final del día habremos conservado su núcleo”, dijo el líder de los demócratas en la Cámara Alta.

El 27 de julio el senador demócrata Joe Manchin, cuyo voto es clave para los progresistas en el Senado, mostró su apoyo a los planes de Biden respecto a esta política de cambio climático y subidas de impuestos.

Y este jueves el mandatario se aseguró el voto de otra senadora díscola, Kyrsten Sinema, perteneciente al ala más conservadora del Partido Demócrata.

La representante de Arizona dio su respaldo después de que se eliminase una subida fiscal de 14.000 millones de dólares a algunos gestores de fondos de inversión libre (“hedge funds”) y ejecutivos de capital riesgo.

“Este proyecto de ley no aumentará los impuestos a nadie que gane menos de 400.000 dólares al año”, recalcó Biden.

COBERTURA SANITARIA ASEQUIBLE

El proyecto contempla además extender tres años, hasta 2025, el programa para abaratar y ampliar una cobertura sanitaria asequible. De salir adelante, Medicare, el plan de cobertura sanitaria para los mayores de 65 años, podrá negociar por fin los precios de las medicinas recetadas.

La nueva normativa “reducirá los costos de los medicamentos recetados”, celebró Biden, según el cual se está a punto de lograr algo que se había prometido a la población estadounidense “durante décadas”.

Los votos de Manchin y de Sinema resultaban clave dada la ajustada composición actual del Senado, donde la mitad exacta de los senadores son republicanos y la otra mitad demócratas.

Cuando se da un empate en una votación, la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, es quien tiene el voto de calidad para hacer decantar la balanza a favor de los progresistas, pero para ello es necesario que todos los demócratas voten como grupo.

El Senado comenzará su votación este sábado y el proceso podría alargarse hasta el lunes o el martes, según explicaron a EFE fuentes de la Cámara Alta. Posteriormente su tramitación irá a la Cámara de Representantes, que está bajo control demócrata.

Exit mobile version