Los demócratas de EE.UU. vinculan el presupuesto con el techo de la deuda nacional

0
3
670128

EEUU ECONOMÍA

Washington, 20 sep (EFE).- El liderazgo demócrata del Congreso de EE.UU. presentó este lunes un paquete legislativo que vincula la financiación del Gobierno hasta diciembre con la suspensión del techo de deuda, una estrategia que promete desatar una fiera batalla con los republicanos.

El líder republicano en el Senado Mitch McConnell, el conservador de mayor rango, ya reiteró este lunes que su partido se opondrá a incrementar la capacidad de endeudamiento de Estados Unidos, incluso si eso significa que pueda haber un cierre del Gobierno por falta de fondos.

Al presentar su plan, los líderes de las mayorías demócratas en el Senado, Chuck Shumer, y en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, avisaron de que una negativa de los republicanos podría desestabilizar los mercados globales.

Agregaron que también podría paralizar servicios esenciales en plena pandemia o congelar la ayuda que están recibiendo millones de estadounidenses tras las tormentas que han golpeado el Golfo de México y la costa este de EE.UU.

“El país podría hundirse en una recesión por un impago imprudente que fuera forzado por los republicanos”, avisaron Pelosi y Schumer en un comunicado conjunto.

La propuesta de los demócratas establece los términos de la batalla política que se librará durante los próximos días en el Congreso, que se enfrenta a varias fechas importantes.

Por ejemplo, antes del 1 de octubre, los legisladores deben aprobar un nuevo presupuesto estatal; pero, como en otras ocasiones, el acuerdo entre ambos partidos es imposible y, por eso, el liderazgo demócrata ha propuesto una medida temporal de financiación que permitiría al Gobierno seguir funcionando hasta diciembre.

En ese momento, los legisladores podrían aprobar un presupuesto para el resto del año o acudir a otra medida de financiación temporal.

Asimismo, el Congreso debe aprobar un aumento en el límite de deuda porque, de no producirse, EE.UU. podría entrar en octubre en suspensión de pagos de la deuda nacional, tal y como ha advertido la secretaria del Tesoro, Janet Yellen.

Esta situación sobre el techo de deuda, que lleva a EE.UU. al abismo cada pocos años, se produce porque el Gobierno gasta mucho más dinero del que obtiene a través de impuestos federales.

Solo en 2021, se estima que el Gobierno incurrirá en unos gastos de 5,8 billones y tendrá 3,5 billones de ingresos, lo que dejará un déficit de 2,3 billones, de acuerdo con la Oficina de Presupuesto del Congreso.

Para financiar esa diferencia entre gastos e ingresos, el Tesoro toma dinero prestado emitiendo deuda.

Sin embargo, el Gobierno solo puede emitir deuda hasta el límite establecido por el Congreso, que tiene el poder de elevar ese techo según crea conveniente.

Eso ocurrió, por ejemplo, en julio de 2019, cuando el Congreso aumentó el límite de deuda hasta el 2 de agosto de este año, momento en el que volvieron a entrar en vigor las restricciones.

Además de las medidas económicas, el paquete de los demócratas incluye fondos de ayuda para los afectados por tormentas y huracanes en los últimos meses, así como fondos para los refugiados de Afganistán que han llegado a Estados Unidos.