Los cubanos Arozarena y Álvarez encabezan un bateo latino explosivo y ganador

0
3
690177

BÉISBOL GRANDES LIGAS/SERIES DIVISIONALES: LATINOAMERICANOS

Houston (EE.UU.), 8 oct (EFE).- Nunca antes se recordó un protagonismo tan abrumador y decisivo del bateo latinoamericano al comienzo de las Series Divisionales de la Liga Americana como el de los peloteros cubanos Randy Arozarena y Jordan Álvarez, que dieron toda una exhibición de poder ofensivo con sus respectivos equipos de los Rays de Tampa Bay y Astros de Houston.

Arozarena se convirtió en el primer jugador en conectar un jonrón y robar a home en un juego de postemporada, y lideró a los Rays de Tampa Bay a una victoria por blanqueada de 5-0 sobre los Medias Rojas de Boston en su primer partido de la Serie Divisional del Joven Circuito.

La estrella emergente de octubre del año pasado, Arozarena hizo una carrera impresionante hacia el plato en la séptima entrada para el primer robo consecutivo de casa en la postemporada desde que Jackie Robinson lo logró con los Dodgers de Brooklyn contra Yogi Berra y los Yanquis de Nueva York en la Serie Mundial de 1955.

El bateador designado dominicano Nelson Cruz también conectó un cuadrangular.

El campocorto dominicano, el novato Wander Franco también brilló en su debut en los playoffs, con un doble impulsador temprano que envió al veloz Arozarena a casa desde la primera base para que los campeones defensores de la Liga Americana comenzaran rápido.

Arozarena, de 26 años, que aún era novato a pesar de establecer récords de postemporada con 10 jonrones y 29 imparables en 20 partidos hace un año, coronó otra actuación emocionante al robarle el home al relevista de Boston Josh Taylor para poner el 5-0 en el séptimo.

Fue el primer robo de casa en un juego de playoffs desde que el campocorto puertorriqueño Javier Báez de los Cachorros de Chicago lo hizo como parte de un doble robo contra los Dodgers de Los Ángeles en el Juego 1 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional de 2016.

Junto al juego llamativo y explosivo de Arozarena y el bateo de Franco de 20 años, quien fue ascendido a las mayores en junio, Cruz, adquirido en julio para agregar un potente bate al medio de la alineación, conectó el cuadrangular número 18 de su carrera en la postemporada para una ventaja de 3-0 en el tercero.

Arozarena también se fue profundo contra el derecho Nick Pivetta con las bases vacías en el quinto para su undécimo jonrón en 21 partidos de postemporada en su carrera.

Con una de las nóminas más bajas del béisbol y una lista sin nombres familiares, los Rays están en los playoffs por tercer año consecutivo después de ganar 100 partidos, un récord de franquicia y su segundo título consecutivo del Este de la Liga Americana.

Franco castigó a Nick Pivetta con su segundo doble de la noche, un hit de campo opuesto a la izquierda que envió a Arozarena corriendo de la primera a la tercera base en la séptima. Cuatro lanzamientos después, Arozarena aprovechó que Taylor no le prestaba atención y se fue al plato.

La victoria extendió el reciente dominio de Tampa Bay sobre los Medias Rojas.

Los Rays perdieron cuatro partidos seguidos ante Boston antes de ganar 11 de los últimos 15 encuentros durante la temporada regular.

De nuevo, un base por bolas a inicial hacia Arozarena, el doble de Franco entre el jardín izquierdo y central y el sencillo con dos outs del cubano Yandy Díaz en el cuadro para una rápida ventaja de 2-0.

Cruz conectó un jonrón en una de las pasarelas que sostienen el techo en el Tropicana Field, provocando otra ovación atronadora de una multitud de 27.419 personas que agitaban una toalla amarilla.

Franco y Cruz son las dos mayores incorporaciones a la ofensiva de Tampa Bay de este año, que ocupó el segundo lugar en las mayores con 857 carreras. Con el campocorto de 20 años y el toletero de 41 años en la alineación, los Rays anotaron 263 carreras en 43 juegos.

El dúo se convirtió en el segundo grupo de compañeros en tener un imparable cada uno en un partido de postemporada cuando un jugador tenía 20 años o menos y el otro tenía al menos 40. Se unieron al dominicano Manny Machado y Jim Thome, quienes lo hicieron en 2012 para los Orioles de Baltimore.

Cruz, mientras tanto, se convirtió en el segundo jugador de mayor edad en jonrones en la postemporada después de su compatriota Julio Franco, de 43 años, en 2001.

Por su parte Álvarez pegó cuadrangular y los Astros vencieron con facilidad por 6-1 a Medias Blancas de Chicago en el primer partido de la serie divisional de la Liga Americana.

Álvarez volvió a estar encendido y lideró la ofensiva oportuna y productiva de los Astros al irse de 3-2 con dos carreras anotadas y dos impulsadas.

Mientras que el segunda base venezolano José Altuve también estuvo oportuno con su bate al irse de 4-1 y par de anotaciones que ayudaron a la victoria de los Astros, que fue siempre superior a los Medias Blancas.