López Obrador destaca conversación “amistosa” con Harris sobre migración

0
10
514150

MÉXICO

Ciudad de México, 7 may (EFE News).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, calificó de conversación “amistosa” la charla de este viernes con la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, sobre migración.

“Conversamos en términos amistosos con la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris. Estamos comprometidos a trabajar juntos para buscar medidas eficaces, humanas y justas al fenómeno migratorio”, indicó el mandatario en Twitter desde Palacio Nacional.

En el mensaje en la red social, López Obrador compartió el comienzo del encuentro virtual en la que la vicepresidenta de Estados Unidos le instó a abordar las causas de la inmigración desde los países del Triángulo Norte (Guatemala, Honduras y el Salvador).

En ese sentido, Harris, encargada de la migración regional, indicó que está en el interés de ambos países “proporcionar un alivio inmediato al Triángulo Norte y abordar las causas de raíz de la migración”.

En su turno de palabra, López Obrador recordó que ambos países comparten una frontera de unos 3.000 kilómetros de largo, con lo que necesitan entenderse más que pelear.

Y recordó una frase que le dijo a Joe Biden durante la reunión virtual que mantuvo con él a principios de marzo, una cita del dictador mexicano Porfirio Díaz (1884-1911) que lamentaba: “Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos”.

López Obrador subrayó que como ahora las relaciones están mucho mejor, por lo se puede decir que “México está cerca de Dios y no tan lejos de Estados Unidos”, lo que desencadenó las risas de los presentes.

“Ahora podríamos decir porque son mucho mejores las relaciones, podríamos decir ‘Bendito México, tan cerca de Dios y no tan lejos de Estados Unidos'”, acabó.

Indicó que durante la reunión hablarían de una “propuesta específica” que puede ser “conveniente” para combatir la migración, en referencia al programa de reforestación Sembrando Vida, que busca expandir con apoyo de Estados Unidos a Guatemala, Honduras y El Salvador.

En estos países, ya se aplica este programa mexicano pero con recursos muy limitados.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, calificó la reunión de “diálogo político muy cordial” y basado “en coincidencias de fondo”.

“Se está construyendo una relación estrecha cimentada en confianza y respeto”, subrayó.

La región vive una potente ola migratoria desde hace meses tras un 2020 marcado por la pandemia, las catástrofes naturales y el arribo del demócrata Joe Biden a la Casa Blanca.

El número de migrantes detenidos por la Patrulla Fronteriza ha estado creciendo desde hace meses y saltó de 101.028 en febrero a 172.131 en marzo, su mayor nivel mensual en dos décadas.