Ciudad de México.- En esta fecha, el Lobos BUAP reaccionó y le mostró, a los otros tres implicados en el descenso, Querétaro, Atlas y Veracruz, el coraje que se necesita para salvarse y ahora estos ocupan los últimos tres puestos de la tabla de cocientes, que determina al equipo que dejará la Primera División.

Pero la mejor demostración de la jornada la ofreció el Lobos BUAP que el sábado goleó 5-0 a los Tiburones del Veracruz en duelo directo entre equipos implicados en la pelea por no descender.

El equipo, que dirige Rafael Puente, en un partido extraordinario se encontró con un rival que pareció estar sentenciado a dejar la Primera División al mostrar una defensa sin alma.

El argentino Facundo Erpen, el ecuatoriano Gabriel Cortez al 56, Diego Jiménez y Jerónimo Amione y el peruano Irven Ávila le dieron forma a la goleada, hallaron un tanque de oxígeno y una inyección de motivación a su equipo que mostró como se debe jugar cuando se anhela permanecer en Primera División.

Leave a Reply