LO BUENO DE 2018: Se le llegó el fin al 287g

0
86

Por Mayra Arteaga | [email protected]

• Los años de vigencia del programa de colaboración con ICE fueron cerrados de un plumazo por los  alguaciles de Mecklenburg y Wake. En Durham, Clarence Birkhead, canceló también la práctica de ayuda con ICE.

Charlotte, NC.-  Más de 25.000 indocumentados fueron procesados y deportados a través del acuerdo de cooperación con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) que operaba en los condados de Mecklenburg y Wake, donde se ubican las dos ciudades con mayor número de hispanos en Carolina del Norte.

Luego de muchos años de lucha, el temido programa 287g finalmente llegó a su fin con la elección de nuevos alguaciles dispuestos a crear una nueva cultura de hacer justicia sin crear temor en las comunidades.

Tanto en Charlotte como en Raleigh, grupos proinmigrantes realizaron campañas destinadas a eliminar este tipo de colaboración con Inmigración y mientras unos se encargaban de informar sobre los efectos negativos del 287g a la comunidad hispana, otros grupos, como Comunidad Colectiva volcaron su estrategia entre 2017 y 2018 a educar a la comunidad anglo y afroamericana, con derecho al voto, quienes, al final, definieron en las urnas el destino agónico del 287g.

HOLA NEWS ha sido testigo del trabajo incansable de organizaciones, grupos y familias afectadas por los efectos del nocivo programa que puso en la línea de deportación a los principales proveedores del hogar, en la mayoría de los casos, por no contar con una licencia de conducir.

Protestas, concentraciones, peticiones y sentadas en oficinas de legisladores fueron algunas de las acciones que tomaron los grupos desde 2011, cuando la aplicación del programa causó más daño en Carolina del Norte, separando familias y creando pánico y temor en la comunidad.

Los años de lucha se vieron resumidos en 2018, cuando, tras una intensa campaña de educación en comunidades con derecho al voto sobre los devastadores efectos de este programa, las intenciones de los electores del condado Mecklenburg se hicieron claras en las urnas el 8 de mayo, durante las elecciones primarias.

El entonces alguacil del condado, el demócrata Irwin Carmichael, buscaba la reelección para otro periodo de cuatro años, pero mantenía firme su postura de seguir implementando el 287g pues, según él, “es la única herramienta segura para mantener a los criminales fuera de las calles”.

Sus oponentes,  también demócratas Garry McFadden y Antoine Ensley, comenzaron sus campañas aseverando que, de ganar la elección, cancelarían el temido programa.

Fue así que durante las primarias, McFadden venció de manera abrumadora a Carmichael y el pasado 5 de diciembre, en la panadería Manolo’s, en Central Avenue, firmó el documento que envió a ICE para cancelar el 287g de manera inmediata.

En Raleigh

Desde el inicio de su campaña electoral, el ahora alguacil Gerald Baker, se hizo eco de las organizaciones hispanas como el Comité de Acción Popular, para conocer y proponer el fin del programa 287g, si lograba ganar la elección.

A pocos días de haber sido juramentado como alguacil del condado Wake, Baker firmó, el 7 de diciembre, el documento en el que informaba a ICE su decisión de finalizar el acuerdo de manera inmediata.

Sin embargo, los asesores legales del nuevo alguacil aclararon que se seguirá cumpliendo con algunas órdenes de detención para aquellos inmigrantes indocumentados detenidos por cometer delitos graves y o que conducen bajo estado de ebriedad.

Desde 2008 el programa 287g se utilizó como herramienta para la deportación de más de 10 mil inmigrantes indocumentados en el condado Wake.

Durham  no colabora más

El viernes 7 de diciembre, el nuevo alguacil de la ciudad Durham, Clarence F. Birkhead anunció que dio por finalizada la práctica de honrar las órdenes de detención de ICE. “Sin una orden judicial o de arresto firmada por un funcionario judicial, cualquier persona a la que se haya eliminado su cargo penal o se le hayo dado una fianza no se mantendrá fuera del horario norma de liberación”, dijo el nuevo sheriff.

Si bien el condado de Durham no participaba en el acuerdo del programa 287g, el exalguacil Mike Andrews honraba las órdenes solicitadas por ICE.

Leave a Reply