Llegan a El Salvador los restos de la migrante asesinada por policías en México

0
12
473664

MÉXICO FEMINICIDIO

San Salvador, 3 abr (EFE).- Los restos mortales de Victoria Esperanza Salazar, la migrante salvadoreña asesinada por policías en el balneario mexicano de Tulum, llegaron este sábado al aeropuerto San Óscar Arnulfo Romero, en el centro de El Salvador, confirmó a Efe un portavoz gubernamental.

El féretro con el cuerpo de Salazar llegó a El Salvador en un vuelo comercial acompañado por su madre, Rosibel Arriaza, y sus dos hijas menores de edad.

Los restos fueron trasladados vía carretera al municipio de Sonsonate (suroeste), a unos 102 kilómetros de distancia del aeropuerto, con escolta de la Policía Nacional Civil (PNC).

El cuerpo fue llevado a una funeraria en la que se realizarán las honras fúnebres y a la espera de la inhumación, de la que se aún se desconoce su fecha.

La Secretaría de Comunicaciones de la Presidencia señaló en su cuenta de Twitter que el Gobierno ha “brindando protección y acompañamiento de forma integral” a las hijas de la víctima y “asistencia en la audiencia inicial del caso”.

“En primera instancia, @cancilleriasv (la Cancillería) ha brindando un apoyo inmediato a la familia de Victoria Salazar, acompañando en las diligencias correspondientes con las autoridades mexicanas para el proceso de repatriación”, añadió.

Agregó que “el caso de Victoria Salazar ha conmocionado a nuestros pueblos y ha avivado la solidaridad y empatía entre ambas naciones: El Salvador y México”, con “un apoyo consistente que nos permitirá avanzar hasta lograr la justicia que su familia merece”.

La prensa local e internacional no tuvo acceso a presenciar la llegada del vuelo que trasladó los restos mortales de la salvadoreña.

En las últimas horas se conoció que las autoridades mexicanas vincularon a proceso penal a cuatro policías, tres hombres y una mujer, por el delito de feminicidio en contra de Victoria.

Además, el juez de la causa otorgó cuatro meses de investigación complementaria a los fiscales que llevan el caso.

Victoria Esperanza, de 36 años y residente en México con una visa humanitaria desde 2018, fue sometida por cuatro policías del enclave turístico de Tulum, que ya están procesados por feminicidio.

El deceso de Salazar, grabado en video, ha causado indignación en ambos países y motivado protestas de organismos internacionales y grupos que acusan a las fuerzas de seguridad mexicanas de racismo y misoginia, además de reclamos de El Salvador.

Varias agencias de la ONU, como la OIM, Acnur y la ONU-DH, condenaron en estos días el asesinato de la mujer y pidieron a las autoridades una investigación “pronta e imparcial”.

473664473664