Llegada de ayuda a Venezuela centra reunión entre Pence y enviados de Guaidó

0
72
Un gráfico que ilustra las lealtades a Venezuela se muestra en un televisor durante una conferencia de prensa en la sala Brady de la Casa Blanca este lunes en Washington, DC (EE. UU.). Estados Unidos sancionó este lunes a la compañía estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) dentro del proceso de presión contra el Gobierno de Nicolás Maduro, al que no reconoce como mandatario legítimo, anunció Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, en una rueda de prensa en la Casa Blanca. EFE/ Shawn Thew

Beatriz Pascual Macías

Washington, 29 ene .- Las diferentes vías para hacer llegar ayuda humanitaria a Venezuela centraron la reunión de este martes entre el vicepresidente, Mike Pence, y los representantes diplomáticos en Washington del autoproclamado presidente venezolano, Juan Guaidó.

“En las próximas horas, vamos a estar anunciando cómo sale la ayuda humanitaria, cuándo llega y de qué se trata la ayuda humanitaria”, adelantó el opositor Carlos Vecchio en declaraciones a la prensa horas después de reunirse con Pence y a la salida de un encuentro con legisladores.

Vecchio, máximo representante diplomático de Guaidó en Washington, reconoció que hacer llegar la ayuda a su país es un “reto” y, al ser preguntado por la prensa, no descartó que vaya a ingresar a través de la frontera con Colombia y se limitó a decir que hay “varias opciones” sobre la mesa.

“Yo -aseveró Vecchio- confío en nuestro pueblo y en las fuerzas armadas, en que cuando esa medicina y esa comida llegué allí que la necesita el pueblo, nuestros militares van a facilitar la entrada de eso. No tengo duda de que va a ocurrir”.

Ya el lunes el exalcalde venezolano David Smolansky consideró que el bloqueo de ayuda humanitaria por parte del gobernante, Nicolás Maduro, supondría un “punto de inflexión” para el estrato castrense, hasta ahora fiel al presidente y cuyo apoyo es fundamental para quien quiera ejercer el poder en Venezuela.

EE.UU. tiene listos más de 20 millones de dólares en asistencia para los venezolanos, y el entorno de Guaidó planea anunciar pronto un plan para hacer llegar esa ayuda al interior del país, a pesar de que el Ejecutivo de Maduro rechaza la entrada de esos bienes por considerar que en el país no hay crisis humanitaria.

En una entrevista este martes con Efe, el encargado de Latinoamérica en la Casa Blanca, Mauricio Claver-Carone, dijo que su Gobierno sopesa la posibilidad de abrir un corredor humanitario en Venezuela, lo que podría requerir la participación de tropas, ya fueran estadounidenses o de algún otro país de la región.

A la cita con Pence, que duró una hora, también asistió Julio Borges, nombrado como representante ante el Grupo de Lima, conformado por países del continente americano que consideran rota la democracia en Venezuela; así como Smolansky y Francisco Márquez, consejero político.

El reconocimiento de Vecchio como jefe de la misión diplomática de Guaidó, al que la Casa Blanca reconoce como el mandatario legítimo de Venezuela, apunta a la formación de una embajada paralela en EE.UU., después de que Maduro rompiera relaciones diplomáticas con Washington.

De momento, los enviados de Guaidó no están operando desde ninguna embajada, aseguró Smolansky a un reducido grupo de periodistas entre ellos Efe.

“No estamos operando desde ninguna embajada en este momento, el embajador Carlos Vecchio está apenas empezando sus funciones en la ciudad de Washington y todavía se están afinando los detalles logísticos desde dónde operar, más bien no tenemos aún una oficina”, explicó Smolansky.

Los enviados de Guaidó este martes se reunieron, además de con Pence, con representantes del Departamento de Estado y un grupo de nueve legisladores, tres demócratas y seis republicanos.

En el Departamento de Estado, Borges y Vecchio conversaron con la secretaria adjunta de Estado para Latinoamérica, Kimberly Breier, sobre cuáles deben ser los “siguientes pasos” para la “transición democrática” en Venezuela, informó la diplomática estadounidense en Twitter.

A ese encuentro también acudió Elliot Abrams, enviado especial para Venezuela y considerado una figura polémica por sus decisiones sobre Latinoamérica bajo las Presidencias de los republicanos Ronald Reagan (1981-1989) y George W. Bush (2001-2009).

En el Congreso, los representantes de Guaidó pidieron a los legisladores que apoyen la entrada de ayuda humanitaria y que contribuyan a aumentar la “presión” sobre Maduro, explicó Vecchio.

La reunión se produjo en la oficina del legislador republicano Mario Díaz-Balart, quien instó a las Fuerzas Armadas venezolanas a respaldar a Guaidó.

“Para las Fuerzas Armadas, este es el momento de recuperar su integridad, su honor, de ponerse de parte de este valiente pueblo para que Venezuela sea libre”, subrayó Díaz-Balart, representante de Florida, donde reside una importante comunidad venezolana.

Guaidó se proclamó presidente interino de Venezuela el pasado día 23 al invocar unos artículos de la Constitución venezolana y considerar ilegítima la toma de posesión de Maduro el 10 de enero como fruto de unas elecciones celebradas en mayo y cuestionadas por parte de la comunidad internacional. EFEUSA

SHARE

Leave a Reply