Líderes de la UE urgen nuevos fondos para refugiados en Turquía y la región

0
9
571473

UE CUMBRE

Bruselas, 24 jun (EFE).- Los líderes de la Unión Europea (UE) urgieron este jueves a la Comisión Europea a presentar una propuesta para seguir financiando la acogida de refugiados en Turquía y países vecinos, que el Ejecutivo comunitario apunta a que ascenderá a 5.700 millones de euros.

Reunidos en una cumbre, los líderes pidieron a la Comisión presentar esa propuesta “sin demora” a fin de continuar la financiación en favor de los refugiados sirios y sus comunidades de acogida en Turquía, Jordania, el Líbano y otras partes de la región.

La CE baraja destinar 5.700 millones de euros para los refugiados y las comunidades de acogida en Turquía, Jordania, el Líbano y Siria, de los cuales 3.000 millones serían para Ankara hasta 2024.

De acuerdo a un documento de trabajo conocido por Efe, el Ejecutivo comunitario justifica esas ayudas para atender las necesidades de los refugiados sirios y de otros países, así como por razones geoestratégicas.

La UE ha venido dando apoyo a Turquía y otros países de la región para atender a estos refugiados en su territorio a fin de evitar una crisis migratoria como la de 2015, cuando las fronteras comunitarias se vieron desbordadas ante la llegada masiva de estas personas, que huían de conflictos como la guerra en Siria.

Turquía acoge actualmente a unos 3,7 millones de refugiados sirios.

Los líderes insistieron en las conclusiones que aprobaron en desarrollar una relación cooperativa y mutuamente beneficiosa con Turquía y celebraron que se haya rebajado la tensión en el Este del Mediterráneo, algo que debe mantenerse.

Al mismo tiempo, expresaron su preocupación por la situación del Estado de derecho y las libertades fundamentales en Turquía, en concreto por los ataques contra los partidos políticos y la prensa.

Ello “contraviene las obligaciones de Turquía de respetar la democracia, el Estado de derecho y los derechos de la mujer”, dijeron , a la vez que garantizaron que son asuntos sobre los que van a seguir dialogando con Turquía.

Por otra parte, mostraron su disposición a implicarse con Ankara “por fases” y de manera “proporcionada y reversible” para reforzar la cooperación en diversas áreas de interés común.

En ese marco, los líderes tomaron nota del inicio del trabajo técnico sobre un mandato para modernizar la unión aduanera entre la UE y Turquía, y subrayaron la necesidad de abordar las actuales dificultades en su implementación y de que se garantice su aplicación efectiva por parte de todos los Estados miembros.

Igualmente, tomaron nota de la preparación de diálogos de alto nivel con Turquía en asuntos de interés mutuo, como la sanidad pública, el clima, la lucha contra el terrorismo y asuntos regionales.

Los jefes de Estado y de Gobierno comunitarios volvieron a expresar su compromiso con un acuerdo integral para la situación de Chipre, dividido en una comunidad grecochipriota y otra turcochipriota, sobre la base de una “federación bicomunal y bizonal con equidad política”, de acuerdo a las resoluciones relevantes del Consejo de Seguridad de la ONU.

Recalcaron la importancia del estatus de Varosha, barrio costero que ha sido recientemente abierto reciente apertura por parte turca tras 46 años sellado como zona militar.

Lamentaron que la última reunión en Ginebra bajo los auspicios de la ONU las dos partes no llegaran a ningún entendimiento para reanudar las negociaciones de reunificación de la isla, pero aseguraron que la UE seguirá teniendo un papel activo para apoyar el proceso.

Por último, confiaron en que Turquía contribuya “positivamente a la resolución de crisis regionales”.