Un líder terrorista griego pone fin a 66 días de huelga de hambre

0
18
450240

GRECIA TERRORISMO

Atenas, 14 mar (EFE).- Dimitris Kufondinas, uno de los líderes del desaparecido grupo terrorista griego 17 de Noviembre, puso este domingo fin a la huelga de hambre que realizaba desde hacía 66 días.

“Lo que está ocurriendo ahí fuera es mucho más importante de por qué empezó (la huelga). Frente al poder, declaro desde aquí que también estoy ahí, entre ustedes, en mente y alma”, declaró Kufondinas en un comunicado que dictó por teléfono a su abogada desde la uci en la que se encuentra ingresado.

En el comunicado no anunció explícitamente el fin de la prolongada huelga de hambre, pero el hospital donde le tratan desde hace casi un mes confirmó hoy que se ha reiniciado a petición del paciente y de forma paulatina su alimentación “para revertir en la medida de lo posible los trastornos establecidos y evitar mayores daños en su salud”.

El huelguista agradeció la solidaridad que se ha demostrado en decenas de manifestaciones y peticiones firmadas por juristas y otros personajes públicos pidiendo al Gobierno que le concediera al traslado, algo que calificó de “no apoyo a una persona, sino una lucha contra un poder inhumano”.

Las manifestaciones en su apoyo han ido creciendo mientras su estado de salud empeoraba y el Gobierno de la conservadora Nueva Democracia se mantenía firme en su decisión de no responder a la petición de Kufondinas, que calificaban de “chantaje”.

Kufondinas, condenado a once cadenas perpetuas, inició la huelga para exigir su traslado a la prisión de Atenas donde pasó los primeros 16 años de sentencia, ya que actualmente se encuentra en una penitenciaría de alta seguridad, a 250 kilómetros de la capital.

Tanto el Comité de Traslados como varios tribunales han desestimado durante estas semanas sus peticiones de traslado y de suspensión de pena por motivos de salud.

Este sábado los médicos que le atienden emitieron un comunicado en el que explicaron que su estado de salud es “muy crítico” y que llegados a este punto y aunque pusiera fin a la huelga, Kufondinas corre riesgo de sufrir daños permanentes o incluso muerte súbita.

A pesar de que Kufodinas se negaba a tomar o recibir líquidos desde el 11 de febrero, en los últimos días los sanitarios se vieron obligados a volver a darle suero hidratante ya que sufría de insuficiencia renal aguda.

Entre otros, los médicos explicaron que a consecuencia de la huelga de hambre el líder terrorista sufre de debilidad muscular y atrofia severa, mareos, vértigos, episodios de vómitos, insuficiencia renal aguda, riesgo de arritmia cardíaca fatal y múltiples trastornos a nivel celular por privación crónica de nutrientes.

La organización 17 de Noviembre apareció en 1974, poco después de la caída de la dictadura de los coroneles, y fue desarticulada en el verano de 2002, cuando una bomba de fabricación casera le estalló en las manos a Savvas Xirós, uno de sus miembros destacados.

En sus años de actividad, asesinó a 22 personas, entre ellos, un destacado torturador de la dictadura y dos representantes de la CIA en Atenas, además de empresarios, políticos y editores.