Líder demócrata exige a Trump que no invite a Putin al próximo G7

0
7
162396

EEUU RUSIA

Washington, 27 ago (EFEUSA).- El líder de los demócratas en el Senado federal, Chuck Schumer, reclamó hoy al presidente, Donald Trump, que no invite “bajo ninguna circunstancia” al presidente ruso, Vladímir Putin, a la próxima cumbre del G7, que se celebrará el próximo año en el país.

“Bajo ninguna circunstancia se debe invitar a Putin a participar en el G7 hasta que el Gobierno ruso emprenda acciones verificables para demostrar su disposición a comportarse de manera responsable tanto en su país como en el extranjero”, señaló Schumer en una carta enviada este martes a Trump.

En esa misiva, el veterano senador constató su “fuerte oposición” a la readmisión de Rusia en el G7, tal como ha propuesto Trump en los últimos días, después de que el grupo de líderes mundiales expulsase en 2014 a Moscú por la invasión y anexión de Crimea.

“El G7 sirve como un consejo económico de democracias dedicado a avanzar la economía global de una manera consistente con el derecho internacional y los valores compartidos. Actualmente, Rusia no posee las instituciones democráticas ni la capacidad económica para unirse”, consideró Schumer.

El anterior formato, conocido como G7 ampliado, formado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia, estuvo vigente de 1998 a 2014 y fue posteriormente reducido a G7 por la polémica anexión rusa de la Crimea ucraniana.

En su misiva, Schumer advirtió de que las acciones de Putin desde su expulsión en 2014 de este exclusivo foro de líderes mundiales, “demuestran que el Gobierno ruso no está preparado para contribuir productivamente a los esfuerzos del G7”.

En este sentido, denunció que el Kremlin tuvo una “influencia maligna” en las elecciones presidenciales de 2016 y en los comicios legislativos de 2018 de Estados Unidos, al realizar “esfuerzos múltiples y sistemáticos para interferir” en ellas.

Además, criticó el “apoyo militar” de Rusia a gobiernos “autoritarios” de todo el mundo, incluyendo Siria y Venezuela, la persecución interna de minorías y opositores políticos, y la “continua ocupación ilegal” de territorio georgiano, entre otras cuestiones.

Como Estados Unidos asumirá la presidencia de turno del G7 en 2020, Trump tiene la potestad de invitar a otros mandatarios del mundo que no forman parte del grupo.

El hipotético retorno de Rusia al grupo fue uno de los asuntos que dividieron más a sus miembros en la cumbre del G7 en Biarritz, con Trump como el principal defensor de la idea frente a varios socios europeos que mantuvieron su oposición a esa iniciativa.

SHARE

Leave a Reply