Líder del presente

0
46

Uno de 21 ganadores del NC Arts Council Artist Fellowship, el pintor Renzo Ortega expone serie en la muestra ‘Escapes & Revelations’ en SECCA.

Por Dalia Razo | [email protected]

El Southeastern Center for Contemporary Arts, o SECCA, en Winston-Salem, inauguró la exhibición ‘Escapes & Revelations’, una muestra de los ganadores del North Carolina Arts Council Artist Fellowship 2018-2019. La selección de artistas, artesanos, cineastas y hasta coreógrafos de todo el estado presenta al público una grata variedad de escapes y revelaciones.
Entre los ganadores, de los cuales varios son de origen latinoamericano, destaca el peruano Renzo Ortega. Con una maestría en Bellas Artes especializada en pintura de Hunter College CUNY en Nueva York, sus obras son de las primeras que encuentra el espectador al entrar a la muestra, y es inevitable admirar por largo tiempo las narrativas en ellas.
“Cada pintura para mi es como una canción,” comparte el artista. “En una canción tú tienes una historia, un tema, una especie de coro que se repite y para mi es muy importante que la gente pueda acceder a esa narrative, y a la vez dejar un espacio para que también puedan desarrollar sus propias interpretaciones.”


Amante de la historia, no solo de Perú, pero de toda América, el arte de Ortega es fruto del presente en el que se encuentra pintando. La temática de su trabajo fue muy específica durante sus años en Nueva York y al llegar a Carrboro, cambió completamente, tanto geográficamente como socialmente. “Mi presente definitivamente influye en mi pintura,” afirma.
Las obras que muestra en SECCA pertenecen a la serie “The Southern Series” y a través de esta nos narra la historia de su experiencia como inmigrante trasplantado de la ‘Gran Manzana’ a Carrboro. En ella es evidente el cambio geográfico. Hay elementos de naturaleza con las que no contaba en la gran urbe, pero el cambió más fuerte ha sido el cuestionamiento de su identidad.


Carrboro siempre se ha hecho conocer por ser un pueblo de mente abierta y acogedor, pero quienes han vivido en el área reconocen que las micro-agresiones hacia personas de color aún respiran. Al llegar al sur y encontrarse cuestionado y generalizado como latino por la gente, Ortega comenzó a cuestionarse a sí mismo y a su peruanidad.
Topamos con el significado de Estados Unidos para el artista hoy día sobre una pintura en telón, y gracias a su tamaño podemos apreciar en grandes imágenes como un ángel negro flotando sobre una casa, representante de la crisis de vivienda que sufren tantos. “Yo ahora la siento,” dice el artista. “El no ser dueño de una casa es algo que se empieza a poner complicado.”


Al haber crecido en Lima y vivir en Nueva York, el ambiente natural del pintor es la ciudad. Pero de los cambios positivos que le ha traído su hogar actual incluye la cercanía a bosques y fauna y el descubrimiento de sonidos como los de pájaros y grillos. Este contacto personal con la naturaleza sin olvidar a la gente que estuvo antes también respira en la serie.
“Para mi hacer estas pinturas y exponerlas en un contexto de un museo de arte contemporáneo en Estados Unidos, específicamente en el sur, es muy importante,” concluye Ortega. “No solo estoy trayendo mi arte, estoy trayendo el arte de la gente porque mi arte es el arte de la gente. Así que me siento bastante contento con esta exposición.”

Leave a Reply