HomeFarandulaLibros de feministas mexicanas desafían el concepto tradicional de maternidad

Libros de feministas mexicanas desafían el concepto tradicional de maternidad

Date:

Historias Relacionadas

Diseñadoras argentinas crean guardarropa plus size para el mercado mexicano

Guadalajara (México), 19 jul (EFE).- Con diseños 'plus size'...

Buscan a joven desaparecida en Carolina del Sur

Greenville, SC.- La Oficina del Sheriff del condado de...

Ciudad de México, 11 mar (EFE).- “Germinal”, de Tania Tagle, y “Fruto”, de Daniela Rea, son dos libros con mucho en común. Ambas escritoras mexicanas comentaron a EFE que partieron, en parte, de la experiencia de ser madres y que las obras, aunque abordadas desde distintos puntos, conversan entre ellos ahora que ya en manos de los lectores.

“‘Fruto’ es un libro que conozco desde que era borrador así como Daniela conoce ‘Germinal’ desde que era borrador. (…) Contienen discursos distintos pero los conocíamos, los conversábamos”, expuso Tagle.

“Germinal” nació de su diario personal, de sus reflexiones en soledad y a veces incomprensión sobre la maternidad.

Paralelamente ella quería escribir sobre el concepto de lo monstruoso, de la monstruosidad en la cultura y la literatura, y se dio cuenta de que eran el mismo texto: “Una escritura se estaba contagiando de la otra”.

De ahí surgió la primera de tres partes del ensayo en el que reflexiona y da referencias sobre la monstruosidad, el relato y el asombro, todo a través de la maternidad y de los cuestionamientos que surgieron de la misma.

“En realidad es una madre que está hablando de lo que siente. Todos tenemos madre, todos deberíamos escucharla. Me gustaría pensar que es un libro para hijos e hijas, o sea, para todos”, reflexionó Tagle.

Por su parte, Rea también parte en “Fruto” de un diario personal que no pensaba publicar y que se fusionó con su labor periodística, con la idea de hacer un reportaje sobre la falta de reconocimiento de los cuidados, por eso el libro incluye entrevistas y también datos duros.

Su libro, aunque desde la maternidad en muchos casos -contiene una entrevista con su madre-, se centra en los cuidados. “Se fue tejiendo una conversación entre las mujeres a las que yo entrevistaba, entre mi propia crianza y las mujeres que han pensado en eso (en los cuidados) anteriormente”, explicó.

AUTOAPRENDIZAJES

Para ambas, la escritura de “Germinal” y de “Fruto” fue un aprendizaje, una oportunidad para conocer mejor sus propias historias pero también las de las mujeres que las rodean.

Durante la entrevista, Rea precisó varios puntos que calificó como obviedades de los que se dio cuenta en el proceso de “Fruto”.

“Me hizo darme cuenta de una obviedad, que es que no todas somos madres pero todas hemos sido cuidadas. Estamos vivos porque alguien nos cuidó”, relató.

Por otra parte, dijo, fue consciente realmente de que, aunque no buscaba historias de violencia, la violencia se filtraba en todas ellas. “Es brutal la deuda”, reflexionó.

Tagle compartió que su ensayo también nació de la subrepresentación de las mujeres en la literatura y de la emoción genuina que ella sentía cuando se sentía “un poquito representada”. “No es algo que nos pase”, dijo.

Sobre esto, consideró que muchas mujeres deciden tomar la palabra y narrarse a sí mismas, algo que, tanto ella como Rea -en diferentes medidas y desde diferentes aproximaciones- decidieron hacer.

Esto forma parte de un impulso en la literatura y en el periodismo de contar la maternidad y abordar los cuidados, algo que, aunque bastantes mujeres habían hecho anteriormente, todavía cuenta con un largo camino por recorrer.

Rea consideró que dentro del feminismo hubo reclamos de la maternidad por excluirlo, sin embargo, “gracias a mujeres que han problematizado prioridades y planteamientos del feminismo, hemos podido escuchar otros relatos”, opinó.

Y precisamente, valoró poder entender el tema del derecho a elegir (en relación al aborto) desde una perspectiva de cuidados, algo que sucedió gracias a que narrativas como las que abordan ambos libros se están abriendo espacio.

Así, Tagle vio que el actual es un momento importante para está literatura (la autonarrativa), que está siendo reconocida.

“He visto criticas de que ya todo el mundo quiere hablar de sí mismo y todo es yo. Pues bueno, claro, cuando siempre has estado representado en toda la literatura universal te molesta que otras voces digan ‘yo también quiero contarme'”, terminó Tagle. EFE

ia/jmrg/eat

(foto)(video)

Subscribe

- Never miss a story with notifications

- Gain full access to our premium content

- Browse free from up to 5 devices at once

Latest stories