Líbano e Israel retoman mañana negociación fronteriza tras 4 meses suspendida

0
10
508447

LÍBANO ISRAEL

Beirut, 3 may (EFE).- El presidente del Líbano, Michel Aoun, encabezó este lunes una reunión de alto nivel en preparación para la reanudación mañana, martes, de las históricas negociaciones con Israel para consensuar la demarcación de sus fronteras marítimas, un diálogo suspendido desde diciembre en medio de desacuerdos.

Durante el encuentro de hoy, al que acudió el comandante de las Fuerzas Armadas, general Joseph Aoun, y la delegación que representará mañana a Beirut, Aoun aseguró que desean alcanzar “resultados positivos que sigan preservando la estabilidad y seguridad en la región sur”, de acuerdo con un comunicado de la Presidencia.

Asimismo, el presidente del país mediterráneo destacó la importancia de “corregir” en concordancia “con las leyes y regulaciones internacionales” la divisoria marítima con la enfrentada nación vecina, con la que a menudo protagoniza trifulcas fronterizas y a la que acusa semanalmente de violar su territorio.

En octubre de 2020, comenzaron una serie de reuniones entre el Líbano e Israel en la localidad fronteriza libanesa de Naqura con la mediación de Estados Unidos y la ONU para poner fin a una década de disputa y permitir que ambas partes exploren y exploten posibles reservas de gas en el mar Mediterráneo.

Sin embargo, el diálogo, el primero sobre una cuestión civil en varias décadas entre estos dos países que han librado más de una guerra, quedó suspendido el pasado diciembre sin haber dado frutos.

Hace tres semanas, el Gobierno libanés comenzó el proceso para ampliar de forma oficial en unos 1.430 kilómetros cuadrados el área que el Líbano disputa a Israel en su frontera marítima y que se suman a la franja de 860 kilómetros cuadrados originalmente en disputa.

La inesperada reclamación de esta área extra, que se solapa parcialmente con el campo de gas “israelí” de Karish, no se ha formalizado todavía y se baraja que el Líbano se retracte de su decisión para facilitar el diálogo con Israel.

El objetivo de las negociaciones es solventar la disputa territorial para que puedan empezar a hacer uso de su Zona Económica Exclusiva del Mediterráneo, donde se cree que podría haber reservas de gas, que no se han podido explorar debido al enfrentamiento entre ambos vecinos.