Leos Carax vuelve a Cannes con un musical excesivo e hipnótico

0
13
585976

FESTIVAL CANNES CARAX

Cannes (Francia), 7 jul (EFE).- Nueve años después de “Holy Motors”, el director francés Leos Carax ha regresado al Festival de Cannes con “Annette”, una historia protagonizada por Adam Driver y Marion Cotillard con la que el cineasta dijo este miércoles haber cumplido su deseo de hacer un musical.

Esta es su cuarta película como director en el certamen: en 1999 estrenó en competición “Pola X”, “Tokyo!” en 2008 en la sección Una Cierta Mirada y en 2012, de nuevo en liza por la Palma de oro, la aclamada “Holy Motors”, cinta de culto instantáneo para la ciencia ficción.

“Annette” es una película hipnótica y excesiva, que en su recorrido por la historia de amor entre un cómico de humor negro (Driver) y una soprano (Cotillard) pasa de la luminosidad de sus inicios a la toxicidad del final, incluyendo escándalos del Hollywood actual, de los abusos sexuales a la explotación infantil.

“Habla de un mal marido, un mal padre, un mal artista, pero no tiene una mirada indulgente. No filmamos un juicio”, señaló el director en conferencia de prensa un día después de que el filme inaugurara oficialmente la 74 edición del certamen y fuera ovacionado.

“Annette” toma el nombre de la hija de los protagonistas y tanto su banda sonora como el guión, con el que Carax se estrena en inglés, surgen de los hermanos Ron y Russel Mael, integrantes del grupo Sparks.

“Me ofrecieron la música y el lenguaje, que fue mi primer idioma aunque lo haya perdido un poco. Yo no imaginé “Annette”, pero lo trabajé como una ópera: recibes el libreto y luego intentas crear un mundo”, dijo el director, nacido en Suresnes, en la región parisina, hace 60 años.

Driver y Cotillard grabaron sus canciones en directo. “Normalmente cuando haces un musical lo grabas en un estudio, pero ahí no. El sonido cambiaba con el movimiento del cuerpo. Me entrené moviéndome mucho, caminando, corriendo”, señaló ella en ese encuentro ante los medios en el que no estuvo presente el intérprete estadounidense.

El rodaje, según admitió, fue complicado, especialmente por las exigencias de esa actuación cantada: “No podéis imaginar lo duro que era. No sabías cómo iba a ser el día, aunque al principio pareciera fácil. Cada vez era una sorpresa”.

REFLEXIÓN SOBRE LA CELEBRIDAD

La fama mundial del personaje que encarna Cotillard no está lejos del que ella ha experimentado en su carrera, en la que en 2008 obtuvo el Óscar a Mejor Actriz por su interpretación en “La vie en rose”.

“Todos tenemos necesidad de reconocimiento. Ese aspecto de la película me resultaba muy interesante. En mi vida personal ha sido un tema muy importante el porqué necesitas ser querida por tanta gente que ni siquiera conoces, y cómo eso puede desarrollar tu confianza pero también destruirte, sobre todo si no te quieres lo suficiente”, dijo.

Los hermanos Mael aseguraron haber querido evitar los clichés asociados al género. No caer en que los actores se pusieran a cantar algo coregrafiado, según Russel, para que parecieran sinceros en lo que se contaba.

“Ir al set era como ir a la iglesia. Algo profundo, místico y exigente, pero de una manera bonita”, apuntó el actor, pianista cantante estadounidense Simon Helberg, que se mete en la piel de un antiguo amante del personaje de Cotillard.

Carax vinculó su deseo de hacer un musical a su frustración de no haber sido músico, “de no ser capaz de hacer una gira tocando un instrumento. Descubrí a David Bowie cuando tenía 14 años. Siempre quise hacer una película con música, pero pensé que nunca iba a pasar”, sostuvo.

“Annette” fue la primera de las 24 películas que este año optan a suceder al surecoreano Bong Joon-ho, que en 2019, último año de la celebración física de Cannes debido a la pandemia, se alzó con el máximo galardón gracias a “Parásitos”.

Decidirá su suerte un jurado presidido por el cineasta estadounidense Spike Lee, que deberá escoger también entre el filme colombiano “Memoria”, del tailandés Apichatpong Weerasethakul; “Tre Piani”, del italiano Nanni Moretti, o “The French Dispatch”, del estadounidense Wes Anderson.

Marta Garde

585976585976