Legislatura de Nebraska tendrá audiencias sobre protección a trabajadores

0
12
232576

CORONAVIRUS

Denver (CO), 30 jul (EFE News).- Tras rechazar el miércoles un proyecto de ley impulsado por un senador hispano que en medio de la pandemia del coronavirus buscaba protecciones para los trabajadores en las plantas procesadoras de carne, la Legislatura de Nebraska aprobó este jueves una moción para escuchar testimonios sobre ese tema.

En una sesión en el Congreso estatal que se extendió hasta casi la medianoche del miércoles, el proyecto impulsado por el senador Tony Vargas, cuyo padre falleció recientemente por COVID-19, se quedó a dos votos de los 30 necesarios para que la iniciativa siguiera su curso.

Pero hoy, el senador Matt Hansen permitió que uno de sus proyectos de ley fuese modificado por Vargas para incluir el requisito de que, dentro de los frigoríficos, debe mantenerse siempre una distancia de 1,8 metros entre los trabajadores, incluso en las líneas de procesamiento de carne y en horario de trabajo.

Y como parte del debate de la ley, Hansen convocó a audiencias públicas para la semana próxima para que el Comité de Negocios y Empleo de la legislatura estatal escuche historias contadas por los empleados de frigoríficos y reciba sugerencias del público sobre la mejor manera de implementar el proyecto de ley.

Al justificar su decisión, Hansen indicó que él había recibido “amplio respaldo” de sus colegas a favor de “aceptar comentarios públicos”, agregando que el tema requiere “discusiones adicionales”.

Hansen afirmó que la legislatura de Nebraska “no ha aprovechado las oportunidades de responder a la pandemia de COVID-19” y confió en que las audiencias sobre los contagios dentro de los frigoríficos serán “el inicio de conversaciones sobre los muchos problemas que enfrentan nuestros ciudadanos”.

Según datos del Departamento de Salud estatal, suman unos 5.000 contagios entre los empleados de estas plantas, cifra que equivale al 20 % de los 25.000 casos de coronavirus en toda Nebraska. De esos trabajadores, 223 han requerido hospitalización y 21 han fallecido.

Vargas ya había pedido las audiencias públicas para que, sobre esa base, se enmendaran leyes vigentes sobre seguridad laboral o se aprobasen nuevas leyes para exigir el distanciamiento social en las líneas de producción de las procesadoras.

Y un pedido similar había sido enviado esta semana a la legislatura en una carta firmada por iglesias, centros de salud, sindicatos, servicios para inmigrantes, asociaciones de abogados, comisiones estatales e incluso la Universidad Creighton.

El senador Tom Brewer, uno de los oponentes al proyecto, sostuvo que las medidas de protección de los empleados de frigoríficos “causaría, que la producción se detuviese” e incluso “llevaría al cierre” de los frigoríficos, afectando la industria del ganado o “reduciendo la producción a niveles insostenibles”.

A su turno, el senador Matt Williams dijo que la planta de la empresa Tyson en Lexington expandió los exámenes médicos de los trabajadores y contrató a 200 empleados dedicados a servicios de salud, mientras su colega Steve Erdman fue más allá y dijo que los contagios se producen fuera de los frigoríficos porque los trabajadores “viven en condiciones de hacinamiento”.

Tras el voto final este miércoles, la senadora Megan Hunt expresó que la legislatura de Nebraska había “caído muy bajo” y calificó de “racista” la decisión de no brindar ayuda “a la industria más fuertemente golpeada por la pandemia”.

Sin embargo, después de la nueva votación del jueves, Vargas expresó en su cuenta de Twitter que “este no es el final de la lucha” para proteger a los empleados de los frigoríficos, expresando “¡Sí, se puede!”.