Lectores bolivianos prefieren adquirir libros por internet o redes sociales

0
7
497945

BOLIVIA DÍA DEL LIBRO

La Paz, 23 abr (EFE).- Los lectores bolivianos han cambiado la forma de adquirir un libro a raíz de la pandemia de la covid-19 que antes se centraba en ir a las librerías y ahora apuesta por la compra por internet, las redes sociales o la descarga gratuita.

La pandemia de la covid-19 ha afectado la forma de adquirir un libro ya que, de acuerdo a una encuesta en 2018, el 34 % indicaba que el lugar más importante para comprarlos eran las librerías, mientras que en 2020 esta percepción bajó a un 29 %, según datos proporcionados a Efe por el gerente de la Cámara Departamental del Libro de La Paz, Juan Pablo Chumacero.

Esto se debe al uso de otras alternativas para adquirir un libro que puede ser a través de internet, domicilio o redes sociales e incluso la descarga gratuita de los mismos, comentó Chumacero.

La descarga de libros en 2018 llegaba a un 15 % en el país y en 2020 ascendió a un 25 %, según la encuesta realizada por IPSOS para la Cámara Departamental del Libro.

En 2018 solo el 5 % de la población encuestada, que fueron al menos 2.000 personas, compraba libros digitales, mientras que en 2020 subió a un 9 %, comentó Chumacero.

“Hay un incremento visible del acceso al libro vía internet y eso es claramente un efecto de la pandemia y del desarrollo de las tecnologías virtuales”, refirió.

Esta situación ha implicado un reto para las propias librerías para adaptarse a las nuevas formas de adquisición de los lectores bolivianos, por lo que muchas abrieron sus páginas web, utilizan las redes sociales e incluso ofrecen llevar el libro hasta la puerta de la casa.

“Si bien ha sido un golpe fuerte (para las librerías) también fue la oportunidad para irse adaptando a los nuevos requerimientos de las nuevas lógicas de consumo”, comentó a Efe Luis Sanabria, parte de la comunicación de la Cámara Departamental del Libro de La Paz.

Es así que varias librerías y editoriales en Bolivia se volcaron a las redes sociales para vender los libros. Por ejemplo, la editorial 3.600 utilizó Facebook y el envío a domicilio para mantener las ventas de los libros físicos.

“Yo creo que es importante mantener los libros físicos, si bien estamos en la era digital que va a ser imparable, al parecer. Yo creo que el libro ha trascendido por siglos y va depender de nosotros que se mantenga”, manifestó a Efe David Caicedo de la editorial 3.600.

De la misma forma Pablo Sildoz de la editorial Pseudo Gente indicó que vendió a través de las redes sociales, que se ha vuelto su “fuente de venta más importante” en el que ofrece una diversidad de revistas y cómics.

LA FERIA JISK’A

En La Paz se realiza la Jisk’a Feria para celebrar el Día Internacional del Libro que también tiene el objetivo de impulsar la venta y generar un “puente” entre los lectores con las librerías y editoriales.

Esta feria es parte de la diversidad de actividades que se ofrecen desde la Cámara Departamental del Libro, la Alcaldía de La Paz y la Fundación del Banco Central de Bolivia.

Entre las actividades presenciales como virtuales que se realizan están ferias de libros, conversatorios, debates, lectura de cuentos y novelas, micrófonos abiertos, y se presentará la nueva edición del libro “El loco”, del escritor boliviano Arturo Borda.

LOS LECTORES

Las personas se acercan a la feria para comprar libros, la mayoría busca novelas, ficción o de historia, como también recetarios y libros para pintar.

A pesar de que las formas de adquirir un libro se han adaptado, no hubo “cambios muy drásticos” en cuanto a los hábitos de lectura.

De acuerdo con la encuesta, las personas que han leído entre uno a dos libros en el país se mantienen en un 30 % de acuerdo a los resultados de 2018 y 2020.

En tanto en 2018 el 47 % indicó que no leyó ningún libro, en 2020 llegó al 46 %.

Es por ello que iniciativas como el proyecto “Libros son de todos”, que realizan préstamos de dos semanas de revistas, cómics y una diversidad de textos con la cédula de identidad, se hacen necesarios para fomentar la lectura a pesar de las adversidades.

“Ha surgido el interés de llevar más accesible la lectura a la gente, normalmente las bibliotecas tienen el problema de los préstamos a domicilio, entonces nosotros queremos suplir esa falta y acercar a la gente”, sostuvo a Efe Javier Saravia.

Asimismo, el Ministerio de Educación también lanzó una campaña denominada “Bolivia Lee 2021”.

497945497945