Latam cancelará la mayoría de sus vuelos tras el cierre de fronteras en Chile

0
8
472088

CHILE AEROLÍNEAS

Santiago de Chile, 1 abr (EFE).- La aerolínea Latam, la mayor de América Latina, anunció este jueves que la suspensión de la mayoría de sus vuelos internacionales programados desde y hacia Chile a partir del próximo 5 de abril, día en el que comenzará a regir en el país el cierre de fronteras decretado para contener la pandemia.

A través de un comunicado, la compañía indicó que mantendrá una operación reducida durante los 30 días que durará la restricción anunciada esta jornada por el Gobierno chileno para permitir la repatriación de residentes o extranjeros que deseen salir de Chile.

La aerolínea también informó de que los pasajeros que se vean afectados por la medida anunciada por el Gobierno podrán cambiar las fechas de sus pasajes sin ningún costo.

El Gobierno de Chile anunció este jueves que volverá a cerrar sus fronteras durante 30 días para tratar de contener la expansión de la covid-19, que sigue batiendo récords diarios y esta jornada registró 7.830 nuevos contagios, superando el millón de casos totales.

Los viajes al extranjero estarán restringidos durante todo ese tiempo tanto para chilenos como para foráneos residentes en el país y solo se podrá salir mediante una autorización extraordinaria por motivos urgentes y calificados de carácter humanitario, tratamientos de salud o gestiones imprescindibles para la marcha adecuada del país.

También por 30 días quedará prohibido el ingreso de extranjeros no residentes en Chile, con excepción de aquellos que no se encuentran bajo la categoría de “transmisión comunitaria” del virus según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La incertidumbre económica mundial generada por la covid-19 y las restricciones de viaje impuestas por varios países fueron ahogando paulatinamente a Latam, que finalizó el año 2020 con una caída en sus ingresos del 58,4 %, alcanzando 4.334,7 millones de dólares, sufriendo una pérdida neta de 4.545,9 millones de dólares.

En mayo del año pasado, la compañía, nacida en 2012 de la fusión entre la chilena Lan y la brasileña Tam, se acogió al capítulo 11 de la ley de quiebras estadounidense para reestructurar sus pasivos financieros y administrar su flota.

Antes de la crisis sanitaria, la aerolínea operaba cerca de 1.400 vuelos diarios a 145 destinos en 26 países y contaba con una flota de 332 aviones, pero hasta junio de 2020 operó solo un 5 % de sus líneas.

A partir de entonces, las operaciones fueron y aumentando y el pasado mes de marzo alcanzaron un 35 % respecto a antes de la pandemia.