Las fuerzas estadounidenses transfirieren el mando de su misión en Afganistán

0
3
591730

AFGANISTÁN EEUU

Kabul, 12 jul (EFE) .- Las fuerzas estadounidenses en Afganistán transfirieron hoy en un acto oficial el mando de la misión afgana al Comando Central de los Estados Unidos, marcando el fin de una era, tras dos décadas de guerra en el país.

El general estadounidense Austin Scott Miller, que dirigió las fuerzas estadounidenses y de la OTAN en Afganistán desde 2018, cesó sus funciones hoy en una ceremonia oficial y entregó el mando de las tropas restantes al general de los “Marines” Kenneth McKenzie.

“El pueblo de Afganistán estará en mi corazón y en mis pensamientos el resto de mi vida. Nuestra obligación ahora es recordar” a quienes han hecho sacrificios aquí, dijo Miller a la prensa en Kabul durante la ceremonia en la que también estuvieron presentes funcionarios afganos.

McKenzie dirigirá desde ahora la misión recién creada para Afganistán, denominada Fuerzas Tácticas en Afganistán.

Esta nueva misión será controlada a través de dos comandos, uno en Kabul bajo el mando del contralmirante Peter Vasely, mientras que el general Curtis Buzzard dirigirá la misión desde una base en Catar.

“El pueblo de Afganistán debe saber que esta transición indica nuestro compromiso duradero de continuar trabajando durante los meses y años venideros”, dijo McKenzie en la ceremonia para asegurar que la cooperación continuará.

“Lo haremos desde bases fuera de Afganistán, el cambio de posición no cambiará nuestra determinación de apoyar a nuestros aliados”, aseguró.

Los afganos “pueden contar con nuestro apoyo en los peligrosos y difíciles días que se avecinan. Estaremos con ustedes”, indicó refiriéndose a la actual violencia de los talibanes.

Los talibanes aumentaron la violencia armada a límites sin precedentes justo después de que las fuerzas estadounidenses y de la OTAN comenzaron la fase final de la retirada de Afganistán.

El grupo insurgente ha capturado más de 120 centros de distrito en todo el país en los últimos dos meses y se han acercado a varias capitales de provincia.

“La violencia está ocurriendo en todo el país, sabemos que con esa violencia, es muy difícil lograr un acuerdo político”, dijo Miller hoy.

Las ganancias territoriales de los talibanes en los últimos meses son los mayores logros conseguidos por los insurgente en los últimos 20 años de guerra.

La arremetida de los talibanes tiene lugar mientras el Gobierno de Afganistán intenta avanzar en las negociaciones de paz con el equipo político de los insurgentes en Doha.