Las bolsas europeas mantienen las dudas pese a la cautela del BCE

0
2
659089

MERCADOS COYUNTURA

Madrid, 10 sep (EFE).- Las dudas de los inversores sobre la solidez de la recuperación económica y la continuidad de los estímulos monetarios persisten y los bancos centrales no son capaces de disiparlas, lo que ha llevado a la mayoría de las bolsas europeas a cerrar la sesión en rojo.

Aunque tanto el Banco Central Europeo (BCE) como la Reserva Federal de EE.UU. (Fed) abordan con extrema cautela la retirada de los estímulos, los mercados temen que la inflación los obligue a acelerar el proceso en un momento en el que la expansión de la variante delta del coronavirus está frenando el crecimiento.

Un día después de que el BCE decidiera reducir de forma moderada las compras de activos en el cuarto trimestre, los principales parqués europeos, excepto Londres, han cerrado con descensos.

El IBEX 35, el principal índice de la Bolsa española, ha caído hoy un 1,2 % y ha terminado la sesión en 8.695,3 puntos, con lo que pierde el nivel de los 8.700.

Milán ha bajado un 0,86 %; París, un 0,31 %; y Fráncfort, un 0,09 %, mientras que Londres ha subido un mínimo 0,07 %.

En el conjunto de la semana, el IBEX ha bajado, un 1,9 %, el mayor descenso entre los grandes índices europeos. Londres ha retrocedido un 1,53 %; Milán, un 1,45 %; Fráncfort, un 1,09 %; y París, un 0,39 %.

Según José María Luna, director de inversiones de Luna Sevilla Asesores, salvo excepciones, los datos macroeconómicos conocidos esta semana confirman la desaceleración de la economía.

“Eso deja un poco frío el sentimiento del sector inversor, máxime en los niveles en los que se encuentran los distintos mercados bursátiles”, explica.

De hecho, el índice de confianza inversora en Alemania que elabora el Centro para la Investigación Económica Europea (ZEW) ha descendido por cuarto mes consecutivo, según los datos publicados esta semana.

Sin embargo, Luna considera que el mercado ha acogido de forma “moderadamente optimista” las decisiones del Consejo de Gobierno del BCE y las explicaciones de su presidenta, Christine Lagarde.

Además, en su opinión, “ha caído bien la revisión al alza de la previsión de crecimiento para 2021”.

El BCE elevó del 4,6 % al 5 % su previsión de crecimiento para la zona del euro este año. No obstante, Lagarde reconoció ayer que la expansión de la variante delta puede frenar la recuperación.

El banco central revisó también al alza su previsión de inflación para este año, del 1,9 % al 2,2 %.

La inflación interanual avanzó en agosto en Alemania hasta el 3,9 %, el nivel más alto desde 1993, según el dato final conocido hoy.

En este contexto, los inversores buscan referencias a la espera de que el BCE arroje más luz sobre sus planes en la reunión de diciembre.

En esa reunión, el Consejo de Gobierno deberá decidir el futuro del programa de compra de activos diseñado para hacer frente a la pandemia (PEPP, por sus siglas en inglés), que en principio debe terminar en marzo.

“Esperamos una época difícil en términos de comunicación para el BCE durante los próximos meses, hasta la animada reunión de diciembre”, afirma Reto Cueni, economista jefe de Vontobel AM.

En su opinión, las declaraciones que efectúen a partir de ahora los miembros del Consejo de Gobierno -unos más “dovish” (palomas) y otros más “hawkish” (halcones)- “provocarán cierta volatilidad en las previsiones del mercado sobre el futuro calendario de los programas de compra de activos”.

En Wall Street, las dudas persisten también, sobre todo en torno a la inflación en EE.UU. Los precios al productor subieron en agosto un 8,3 %, el mayor avance interanual desde 2010.

En esta situación, los principales índices han abierto la sesión al alza, pero ahora cotizan planos.

En el mercado de deuda, las rentabilidades repuntan tras los descensos del jueves. El interés del bono español a diez años, el de referencia, sube hasta el 0,331 %, mientras que el del bono alemán, considerado el más seguro, se hace menos negativo y se sitúa en el -0,333 %.

El rendimiento del bono estadounidense, el que más preocupa a los inversores, avanza hasta el 1,343 %.

En el mercado de divisas, el euro mantiene posiciones frente al dólar y se cambia a 1,182 unidades.

Los precios de petróleo suben ante la posibilidad de que la conversación telefónica mantenida por los presidentes de EEUU y China mejore las relaciones comerciales entre los dos países.

El Brent, el crudo de referencia en Europa, se encarece un 2 %, hasta 72,8 dólares por barril, y el West Texas Intermediate (WTI), referente en EE.UU., lo hace un 2,2 %, hasta 69,7 dólares.