La violencia y la covid-19 complican el fútbol de verano en Uruguay

0
7
794988

FÚTBOL URUGUAY

Montevideo, 13 ene (EFE).- Dos hechos de violencia sucedidos en Montevideo en los últimos días y el crecimiento acelerado de casos de covid-19 en la región pusieron un manto de incertidumbre a tradicionales amistosos de verano que el fútbol de Uruguay tiene programados en las próximas semanas.

Después de que algunos equipos de Argentina, Chile o Paraguay se interesaran en viajar a Uruguay para llevar a cabo sus pretemporadas y de que otros desistieran de sus intenciones, el calendario quedó definido con varios encuentros entre los que se destacan dos duelos entre los dos grandes del balompié local: el Nacional y el Peñarol.

Aunque esto se mantiene así hasta la fecha, el ministro del Interior de Uruguay, Luis Alberto Heber, destacó días atrás en una conferencia de prensa que suspender ambos Clásicos es una alternativa que está sobre la mesa.

Dicha declaración se dio luego de que dos personas fueran asesinadas en los últimos días en hechos que las autoridades aún investigan y todavía no descartan que puedan estar vinculados con el fútbol.

Según informó la prensa local, en el primero de estos falleció un hincha de Nacional que estaba condenado por el asesinato de uno de Peñarol en 2016. Por su parte, en el segundo, murió una persona que usaba ropa de Peñarol cuando fue asesinado.

“Todavía no hemos llegado a una conclusión de que este hecho es producto de la consecuencia del otro”, puntualizó el ministro, quien resaltó que están llevándose a cabo distintas líneas de investigación.

Pese a esto, aclaró: “Los partidos de fútbol son una fiesta, no una guerra. Si es para hacer una guerra, se van a suspender”.

Por el momento, el 17 de enero se jugarán los primeros encuentros del verano y enfrentarán al Peñarol con el argentino Barracas Central y al Nacional con el chileno Ñublense.

Esta última escuadra arribará a Montevideo en lugar del también argentino Unión de Santa Fe, que suspendió su pretemporada allí por un brote de covid-19 en su plantilla.

Los dirigidos por el uruguayo Gustavo Munúa anunciaron esa decisión el pasado 11 de enero luego de los positivos de Imanol Machuca, Daniel Juárez, Santiago Gioria, Juan Carlos Portillo, Franco Godoy y Franco Calderón.

Por otra parte, los dos equipos más grandes de Uruguay se medirán el 22 de enero por una copa de la que también participarán el chileno Santiago Wanderers y el argentino Sarmiento de Junín, mientras que el 26 del mismo mes jugarán un amistoso.

Además, durante su pretemporada el Nacional también jugará con el los argentinos Barracas Central y San Lorenzo, mientras que el Peñarol lo hará con el Ñublense.