La urea boliviana despierta interés en cinco países, según la estatal YPFB

0
10
528798

BOLIVIA HIDROCARBUROS

La Paz, 19 may (EFE).- Empresas de Brasil, Argentina, Paraguay, Perú y Uruguay están interesadas en comprar la urea, un fertilizante elaborado a partir del gas natural, que produce Bolivia, aseguró este miércoles la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

El vicepresidente de Operaciones de la petrolera boliviana, Luciano Montellano, destacó que este fertilizante “es muy requerido en cualquier parte del mundo”, según un comunicado de la firma.

Montellano destacó que la demanda de urea crece por la “crisis alimentaria que tiene el planeta”, por lo cual su demanda “no es un problema”, sobre todo en Sudamérica, donde se encuentra Brasil, “que es uno de los más grandes compradores del mundo”.

Según el funcionario, la Planta de Amoniaco y Urea montada en el centro del país tiene una capacidad anual de producción de 650.000 toneladas, de las cuales entre 20.000 a 25.000 cubren la demanda del mercado interno.

“El restante queda para la exportación y representa casi la mitad de intención de compra que tenemos hasta el momento”, indicó.

Bolivia puso en marcha en 2017 su primera planta petroquímica en la localidad de Bulo Bulo, en la región central de Cochabamba, con una capacidad diaria de producción de 2.100 toneladas de urea y 1.200 de amoniaco.

La oposición cuestionó la ubicación de la planta y denunció en su momento que estaba generando pérdidas, además de no llegar a funcionar al cien por ciento de su capacidad.

Las operaciones de la planta quedaron paralizadas como consecuencia de la crisis social y política de 2019.

El Gobierno transitorio de Jeanine Áñez denunció entonces que grupos “armados” causaron daños y afectaciones en dependencias públicas como esa factoría y un gasoducto, entre otras, durante los conflictos.

Por su parte, el Ejecutivo de Luis Arce responsabiliza al de Áñez por la parálisis de la planta y le acusa de haber hecho malos manejos y causado los daños a los equipos.

YPFB señaló en el comunicado que una vez que la planta vuelva a operar se evaluará con quiénes concretar las ventas del producto.

La empresa destacó que el alto contenido en nitrógeno que posee la urea permite el crecimiento de cultivos agrícolas como el arroz, maíz, trigo, caña de azúcar, patata, además de frutas y hortalizas.

Montellano sostuvo que se ha trazado una metodología de gestión de proyecto y un plan de mantenimiento correctivo y preventivo para la reactivación de la planta, según el boletín de prensa.

El directivo destacó que la producción y venta de urea favorecerá a la reactivación económica y la generación de empleos.

La petrolera boliviana calcula unos ingresos anuales de 120 a 140 millones de dólares por la venta de urea, si se tiene en cuenta la demanda internacional y el desarrollo de la agroindustria local.