La Universidad de Berlín retira el doctorado a la exministra y candidata a la alcaldía Franziska Giffey

0
20
554402

ALEMANIA GOBIERNO

Berlín, 10 jun (EFE).- La Universidad Libre de Berlín (FUB) ha retirado el título de doctora a la exministra de Familia y candidata a la alcaldía de la capital, la socialdemócrata Franziska Giffey, unas semanas después de su dimisión en el Gobierno federal por sospechas de plagio.

La presidencia de la FUB comunicó hoy esta decisión, que fue adoptada por unanimidad y se ciñe, según su comunicado, a las recomendaciones emanadas de una segunda revisión sobre esa tesis.

La exministra obtuvo su doctorado “engañando sobre la integridad de su aportación científica”, establece ese informe. A su trabajo se han incorporado “textos y escritos de otros autores, que no han sido debidamente citados”, añade.

Giffey presentó su dimisión como ministra del gobierno de la canciller Angela Merkel el pasado 19 de mayo, a la espera de que se presentara un segundo informe sobre su tesis doctoral.

La política socialdemócrata mantuvo, sin embargo, su candidatura a la alcaldía en las elecciones regionales de la ciudad-estado de Berlín, que se celebrarán el 26 de septiembre, coincidiendo con los comicios generales.

Giffey aspira a suceder en el cargo a su correligionario Michael Müller, quien actualmente lidera un tripartito con verdes y La Izquierda.

Merkel expresó tras la dimisión su respeto por la decisión de Giffey y la alta valoración que le merecía su gestión al frente del Ministerio de Familia.

Al presentar su renuncia, Giffey aseguró que había realizado su tesis doctoral “con el máximo rigor posible”, pero que había decidido dar ese paso ante las dudas surgidas sobre su disertación.

Giffey estaba al frente del Ministerio de Familia, Juventud y Mujer desde 2018. En la primera fase de la presente legislatura fue una de las ministras más populares de Merkel y hasta se la consideró favorita para asumir el liderazgo nacional del SPD, hasta que su reputación quedó en entredicho por las sospechas sobre su tesis.

Una primera revisión, en 2020, no demostró que hubiera plagio, pero sí registró un déficit de rigor académico, lo que determinó a la política a dejar de utilizar el título académico.

A meses de las elecciones generales, su retirada no derivó en una remodelación del Gobierno, sino que sus competencias pasaron a la titular de Justicia, la también socialdemócrata Christine Lambrecht.

LA SECUENCIA DE PLAGIOS

La pulcritud en el uso de las titulaciones superiores es materia espinosa en Alemania. La candidata de los Verdes a la Cancillería, Annalena Baerbock, ha tenido que corregir varios puntos de su curriculum, al detectarse imprecisiones, lo que ha minado su credibilidad.

La salida de Giffey como ministra es la tercera dimisión por plagio registrada entre los ministros alemanes desde que Merkel es canciller.

La primera fue la más sonada, al retirarse en 2011 el que era su ministro estrella, el titular de Defensa Karl-Theodor zu Guttenberg, de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), que había negado durante meses las acusaciones de plagio.

Especialmente dolorosa para Merkel fue, en 2013, la de su ministra de Investigación, Annette Schavan. Persona de confianza de la canciller, también a escala privada, Schavan renunció por considerar que no podía seguir en el cargo en medio de la controversia en que se vio inmersa.

Hace apenas una semana, la Universidad de Giessen (oeste) emplazó al ministro de la Cancillería, Helge Braun, a corregir su tesis doctoral, en la que no se ha detectado plagio ni intentos de engaño, pero sí unas imprecisiones que deberá enmendar.