La Unión Africana suspende a Mali por el golpe de Estado de la semana pasada

0
6
544515

MALI GOLPE

Adís Abeba, 2 jun (EFE).- La Unión Africana (UA) suspendió hoy miércoles a Mali como miembro de la organización panafricana y advirtió a ese país de posible sanciones, en respuesta al golpe de Estado perpetrado por militares malienses la semana pasada.

En un comunicado, la UA anunció su decisión de “suspender inmediatamente a la República de Mali de la participación en todas las actividades de la Unión Africana, sus órganos e instituciones, hasta que se restablezca el orden constitucional en el país”.

La organización, con sede en Adís Abeba, instó “de forma encarecida” a las Fuerzas Armadas de Mali a que” regresen urgente e incondicionalmente a los cuarteles, y a que se abstengan de seguir interfiriendo en los procesos políticos” del Estado.

La UA también exigió “la creación de condiciones propicias para un regreso sin obstáculos, transparente y rápido a la transición liderada por civiles, sobre la base de la hoja de ruta de transición acordada”.

De lo contrario, advirtió, el Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana “no dudará en imponer sanciones específicas y otras medidas punitivas contra cualquier saboteador de la transición actual”.

La UA siguió así los pasos de la Comunidad de Estados de África del Oeste (CEDEAO), que el pasado domingo, al término de una sesión extraordinaria consagrada a la crisis en Mali, suspendió a este país de todas sus instituciones como resultado del doble golpe de Estado perpetrado por los militares en agosto de 2020 y la semana pasada.

Los golpistas depusieron la pasada semana al presidente Bah Ndaw y a su primer ministro Moctar Ouané, y el vicepresidente, Assimi Goita, asumió el mando supremo, refrendado después por la Corte Constitucional.

Aunque no se han divulgado las razones del golpe, parece que Goita, que encabezó también el golpe de agosto, se oponía a dejar fuera del Gobierno de transición a militares que tuvieron protagonismo durante esa asonada de 2020.

La CEDEAO ha pilotado desde fuera de Mali el proceso de transición en los pasados meses, en concertación con los golpistas, pero con el nuevo levantamiento militar ha quedado totalmente desautorizada.