La UEFA lanza el estatuto sobre conmociones para clubes y selecciones

0
4
751266

FÚTBOL UEFA

Madrid, 29 nov (EFE).- La UEFA ha lanzando el estatuto sobre conmociones cerebrales para los equipos y selecciones que participan en sus competiciones, para educar a jugadores, entrenadores, árbitros, médicos y público en general sobre los peligros de estas situaciones y actuar en posibles supuestos.

Incluido en la campaña que la UEFA impulsó en 2019 para concienciar sobre este problema, el estatuto ha sido elaborado por el Comité Médico de la UEFA con el objetivo de reforzar las buenas prácticas en la gestión de las conmociones cerebrales y los procedimientos que deben seguirse en los partidos de clubes y selecciones.

La UEFA insta a sus clubes y selecciones a firmar el documento, que incluye charlas formativas seguir las directrices de la UEFA sobre cómo reconocer y gestionar un traumatismo craneoencefálico y plantea también a desplegar, siempre que sea posible, un sistema de revisión médica por vídeo en sus estadios para permitir la evaluación inmediata e informada de las lesiones.

La UEFA confirmó que facilitará la instalación del sistema con el operador del partido y señaló que los equipos locales que lo utilicen deberán ofrecer el mismo al equipo visitante el mismo sistema.

“Aunque los estudios de investigación informan de una baja incidencia en el fútbol, todo el mundo debería saber cómo reaccionar y qué hacer en caso de una conmoción cerebral en el campo. Al firmar esta carta, los clubes y selecciones nacionales demostrarán su apoyo a las actividades de concienciación sobre las conmociones cerebrales de la UEFA, y darán un paso considerable para ayudar a proteger a sus jugadores”, dijo Tim Meyer, presidente del Comité Médico de la UEFA.

La UEFA pidió a la FIFA y a la IFAB la introducción de medidas como sustituciones temporales ante posibles casos de conmociones cerebrales para que el personal médico tenga más tiempo para evaluar y la IFAB acordó la semana pasada ampliar en un año el plazo inicial del ensayo (previsto para agosto de 2022). EFE

omm/lm