La UE responde a Johnson que está dispuesta a un acuerdo con Reino Unido

0
7
309017

UE CUMBRE

Bruselas, 16 oct (EFE).- La Unión Europea (UE) reiteró este viernes su intención de cerrar un acuerdo con el Reino Unido sobre la relación tras el Brexit, pese a que el primer ministro británico, Boris Johnson, dijese hoy que su país se encamina a una desconexión del bloque sin pacto.

“La UE sigue trabajando para lograr un acuerdo, pero no a cualquier precio”, escribió en Twitter la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

La política alemana añadió que, “como estaba previsto”, el equipo negociador comunitario viajará a Londres la próxima semana “para intensificar” las conversaciones.

En términos similares se expresó el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, quien aseguró que los Veintisiete siguen “decididos” a lograr un pacto.

“Estamos decididos a lograr un acuerdo, pero no a cualquier precio”, declaró asimismo el político durante la rueda de prensa posterior a la segunda jornada de la cumbre europea celebrada en Bruselas.

De esa forma respondieron las instituciones comunitarias a Johnson, después de que hoy señalara que a menos que haya un cambio “fundamental” en la posición de la UE, Reino Unido se encamina a una desconexión del bloque sin acuerdo.

En una declaración televisada, el jefe del Gobierno se refirió a “una solución australiana” con la UE, lo que significa que no se cerraría un pacto y las relaciones pasarían a regirse por las normas generales de la Organización Mundial del Comercio.

El presidente del Consejo Europeo, por su parte, recordó que el jueves los mandatarios de los Veintisiete ya aprobaron unas conclusiones por escrito y subrayó que el mensaje plasmado en ellas sigue estando vigente.

“Este es el mensaje acordado por los veintisiete líderes. Estamos totalmente unidos, totalmente decididos a actuar para que un acuerdo sea posible, pero no a cualquier precio. Y lo que dijimos ayer sigue siendo correcto hoy”, comentó.

MOVIMIENTOS BRITÁNICOS

En las conclusiones, los jefes de Estado y Gobierno pedían a Londres realizar “los movimientos necesarios” para “hacer posible” un acuerdo.

Sin embargo, también instaban a los Estados miembros, las instituciones de la UE y las empresas a prepararse para la posibilidad de que no haya un pacto, si bien reafirmaban su interés por tener “una asociación lo más cercana posible con el Reino Unido”.

“Necesitamos seguir las negociaciones y espero que será posible hacer progresos en el futuro”, aseguró.

Las posturas de Londres y Bruselas siguen alejadas en el diálogo sobre la relación tras el Brexit, a pesar de que el próximo 1 de enero la legislación comunitaria dejará de aplicarse en el territorio británico y el Reino Unido será, de manera definitiva, un país tercero.

Sin embargo, el acuerdo debe cerrarse mucho antes de fin de año, en las próximas semanas, para que entre noviembre y diciembre se lleve a cabo la ratificación parlamentaria del convenio en el Reino Unido y la Unión Europea, de forma que el pacto pueda entrar en vigor el 1 de enero, cuando habrá concluido la transición del Brexit.

Las mayores diferencias persisten en ámbitos fundamentales para el éxito de las conversaciones, como las garantías para asegurar una competencia justa entre empresas británicas y comunitarias, la pesca o la gobernanza del futuro convenio.

DE LA DUREZA FRANCESA AL OPTIMISMO HOLANDÉS

La canciller alemana, Angela Merkel, reiteró hoy su voluntad de lograr un acuerdo con Londres, aunque admitió que hay que prepararse para la posibilidad de que no se consiga.

“Nuestra voluntad es seguir trabajando para lograrlo. Pero el tiempo apremia”, por lo que “tenemos que prepararnos por si no sale”, afirmó la canciller, al término del Consejo Europeo.

El presidente francés, Emmanuel Macron, insistió: “Deseamos un acuerdo, y para lograrlo necesitamos esfuerzos por parte del Reino Unido, pero tenemos en mente que Reino Unido ha deseado irse de la Unión Europea y Reino Unido necesita más que nosotros este acuerdo”.

Los Veintisiete están dispuestos a “negociar y a avanzar” con “visibilidad y reciprocidad”, dijo Macron, tras subrayar que “no sacrificaremos ningún sector y tampoco a la pesca”.

También reconoció que si no hay acuerdo, los pescadores europeos ya no tendrán acceso a las aguas británicas, pero Reino Unido perdería a su vez el acceso al mercado único de la energía. “Y eso costaría más de un billón de euros al año, un mal negocio para Reino Unido”, dijo Macron.

En un tono más optimista, el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, afirmó que ve por parte de su homólogo británico, Boris Johnson, voluntad de continuar con las negociaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido y de lograr un compromiso para un acuerdo antes de fin de año.

“Mi interpretación de las palabras de Boris Johnson es que también por su parte hay voluntad de compromiso y esto es lógico porque la necesidad de compromiso para ambas partes antes de final de año es enorme. Así que todavía soy prudentemente optimista”, constató.

Por su parte, el presidente del Gobierno español indicó que la salida del Reino Unido de la UE “tendrá consecuencias por mucho que haya un acuerdo”, por lo que pidió estar “preparados” para afrontar el Brexit.

309017

Leave a Reply