La comunidad internacional promete 5.300 millones de euros en apoyo a Siria

0
17
468961

SIRIA DONANTES

Bruselas, 30 mar (EFE).- La comunidad internacional prometió este lunes 5.300 millones de euros para los ciudadanos y los refugiados sirios, durante la conferencia de donantes organizada por la Unión Europea (UE) y la ONU, en el décimo aniversario de la guerra, según anunció el comisario europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic.

En concreto, 3.600 millones de euros corresponden a subvenciones para este mismo año y los otros 1.700 millones para el año 2022, precisó el comisario.

Estados Unidos prometió 596 millones de dólares (unos 508 millones de euros) y la UE 560 millones de euros , la misma cantidad que en la edición anterior.

España, por su parte, anunció 20 millones de euros, de los cuales 13 millones irán destinados a apoyar a los cerca de 3,5 millones de refugiados sirios que viven en Turquía, anunció la ministra de Exteriores, Arancha González Laya.

“Tras diez años de violencia, la guerra de Siria está lejos de terminar. Es verdad que la acción militar ha sido menos intensa desde la última vez que nos reunimos, pero la situación humanitaria se ha deteriorado”, dijo la ministra.

En total, en la V Conferencia de Bruselas participaron 85 delegaciones de más de 55 países, además de unas 25 organizaciones internacionales, según el alto representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrell.

Entre todas ellas no estuvieron ni el gobierno sirio del presidente Bashar Al Assad ni los miembros de la oposición.

SITUACIÓN HUMANITARIA

El secretario general de la ONU, António Guterres, recordó que actualmente hay 13 millones de sirios que necesitan ayuda humanitaria -lo que supone un incremento del 20 % respecto al año pasado- y que “la mayoría de la población” pasa hambre.

Guterres dijo que 7,6 millones de personas en el país reciben cada mes ayuda humanitaria, “para muchos, su única fuente para sobrevivir”.

Aseguró también que la situación en Siria ha “empeorado” por el impacto de la pandemia de coronavirus, que ha “devastado” la economía del país y que “la mitad de los niños han nacido en la guerra y no conocen nada más”.

La guerra ha causado cerca de 500.000 muertes y deja ya 5,6 millones de refugiados, que han huido principalmente a Líbano, Jordania, Turquía, Irak y Egipto.

Entre todos ellos, el alto comisionado de la ONU para los refugiados, Filippo Grandi prestó especial atención a los que viven en Líbano, donde “la situación (…), exacerbada por la crisis económica y política, es extremadamente preocupante”.

“Las consecuencias afectarán a todo el mundo en el país, con potenciales ramificaciones serias en la región”, dijo Grandi.

En Líbano, la moneda se ha devaluado más de un 90% respecto al dólar y el país, que importa alrededor del 80 % de los productos básicos, se enfrenta a una crisis de escasez que ha obligado a cerrar supermercados y farmacias.

SITUACIÓN POLÍTICA

Durante la conferencia se trató también la cuestión política del conflicto y Borrell dijo que “el régimen (de Assad) no ofrece futuro a los sirios” y no contribuye a la estabilidad de la región, dijo el exministro español y apuntó que “hasta que esto no cambie”, no puede ser un socio de la UE o de la comunidad internacional.

“Se necesita acabar con este conflicto”, dijo Borrell, quien reiteró la petición para que se respete la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, para encontrar una solución política a la guerra.

En esa misma línea, la ministra española González Laya pidió que la ONU “siga jugando su papel esencial a la hora de fomentar un proceso político genuino”, porque “no hay solución militar al conflicto”.