La UE celebra la prórroga de la entrada de ayuda al norte de Siria

0
10
589805

UE SIRIA

Bruselas, 10 jul (EFE).- La Unión Europea (UE) celebró este sábado que el Consejo de Seguridad de la ONU acordara el viernes prorrogar el suministro de ayuda humanitaria desde Turquía al norte de Siria, del que dependen millones de civiles que viven en el último bastión opositor.

En un comunicado, el alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y el comisario europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, consideraron que la adopción unánime de la resolución es una “buena noticia”.

“Supone un considerable alivio para millones de sirios que dependen de la asistencia humanitaria proporcionada a través de este mecanismo para su supervivencia”, subrayaron.

Añadieron que la prórroga es “vital”, puesto que no hay “una alternativa adecuada para satisfacer las crecientes necesidades humanitarias en Siria”.

Borrell y Lenarcic aseguraron que la UE seguirá abogando “por que todas las partes despoliticen la entrega de ayuda humanitaria, que debería seguir estando basada en las necesidades y centrada en las personas”.

Agregaron que el club comunitario “seguirá haciendo lo máximo para proporcionar asistencia a los necesitados dentro de Siria basándose en los principios humanitarios”.

La Unión Europea reiteró su apoyo a una solución “sostenible” para el conflicto sirio “mediante una transición política genuina e inclusiva”.

La resolución del Consejo de Seguridad fue adoptada por unanimidad a apenas unas horas de que este sábado expirase la actual autorización del Consejo de Seguridad, lo que habría obligado a Naciones Unidas y sus socios humanitarios a detener sus operaciones.

Rusia había defendido durante meses que quería que estas operaciones transfronterizas se terminasen y que toda la ayuda se canalizase a través de Damasco, pero finalmente aceptó un compromiso con el resto de países que mantendrá el sistema en funcionamiento.

En los últimos años, Moscú -gran aliado del Gobierno sirio- había forzado el cierre de todos los cruces fronterizos que se usaban desde 2014 para entregar ayuda a la población de Siria desde el exterior del país salvo uno, el de Bab al Hawa, que une Turquía con la provincia noroccidental de Idlib.

Al final, el texto prorroga el uso de Bab al Hawa por un año, pero con los segundos seis meses condicionados a un informe que la Secretaría General de la ONU deberá elaborar para analizar la transparencia de las operaciones y los progresos en el acceso humanitario a través de las líneas del frente, es decir, desde el interior de Siria.