La tripulación de Shenzhou-13 accede al módulo de carga de la estación espacial

0
10
699767

CHINA ESPACIO

Pekín, 17 oct (EFE).- La tripulación de la nave china Shenzhou-13, que este sábado entró en la estación espacial que China está construyendo, accedió hoy al módulo Tianzhou-3, una nave de aprovisionamiento que Pekín lanzó al espacio el mes pasado.

La Agencia Espacial de Misiones Tripuladas de China informó hoy a través de un comunicado publicado en su página web de que los “taikonautas” (como se conoce a los astronautas chinos) abrieron la compuerta la Tianzhou-3 a las 09.50, hora de Pekín (01.50, hora GMT), y accedieron a esta.

“Los astronautas también abrirán la compuerta de la Tianzhou-2 (otra nave de carga lanzada y acoplada a la estación espacial en mayo). Más adelante, sacarán de ellas las mercancías y llevarán a cabo otros trabajos”, aseguró la fuente.

La agencia estatal de noticias Xinhua informó el mes pasado, después del lanzamiento de la Tianzhou-3, de que esta transportó casi 6 toneladas de víveres y materiales para los astronautas, trajes espaciales extravehiculares y material propulsor, entre otros.

Según Xinhua, este cargamento puede proporcionar bebida y alimento suficiente como para que tres astronautas permanezcan en la estación durante seis meses, que es la duración de la misión de los actuales inquilinos de la estación espacial Tiangong (“Palacio celestial”, en mandarín).

Los “taikonautas” que integran la actual misión son Zhai Zhigang, de 55 años, Ye Guangfu, de 41, y Wang Yaping, también de 41, y quien se ha convertido en la primera mujer en internarse en la Tiangong.

La Shenzhou-13 es la cuarta nave que visita la Tiangong, y la segunda con tripulación, después de que la Shenzhou-12 llevara allí a tres astronautas que regresaron a la Tierra el mes pasado tras permanecer en ella tres meses.

Se espera que la construcción de la estación espacial china -uno de los múltiples proyectos del ambicioso programa espacial chino- se complete para finales de 2022, después de que las tripulaciones de las futuras Shenzhou-14 y Shenzhou-15 concluyan los trabajos previstos.

La estación pesará unas 70 toneladas y se espera que funcione durante unos 15 años orbitando a unos 400 kilómetros de la Tierra.