La tasa de desempleo en Brasil se mantiene estable en el 14,6 %

0
7
612059

BRASIL DESEMPLEO

Brasilia, 30 jul (EFE).- La tasa de desempleo en Brasil se mantuvo estable en el 14,6 % en el trimestre móvil concluido en mayo de 2021, lo que supone la segunda más alta desde 2012, informó este viernes la oficina de estadísticas del Gobierno.

El dato es apenas una décima inferior al récord del 14,7 % registrado en los dos trimestres inmediatamente anteriores, concluidos en marzo y abril, según señaló el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Asimismo, la tasa de desempleo creció 1,7 puntos frente al mismo periodo de 2020 (12,9 %), cuando el país empezaba a sentir los devastadores efectos de la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, que ya deja 555.000 fallecidos y casi 20 millones de positivos.

De esta forma, el contingente de personas en busca de un empleo en la mayor economía latinoamericana fue de 14,8 millones entre marzo y mayo de este año.

El nivel de ocupación continúa por debajo del 50 % al ubicarse en el 48,9 %, lo que equivale a una caída de 0,6 puntos ante el mismo trimestre móvil de 2020 (49,5 %).

Por otro lado, la tasa de informalidad aumentó 2,4 puntos en la comparación anual hasta el 40 %, lo que equivale a 34,7 millones de personas que trabajan en la economía sumergida.

“Hoy tenemos 2,4 millones de trabajadores informales más que hace un año”, aunque el índice se mantiene por debajo del registrado inmediatamente antes de la pandemia, cuando era del 40,6 %, indicó en un comunicado Adriana Beringuy, analista del IBGE.

Asimismo, los denominados “desalentados”, aquellos que dejaron de buscar empleo debido a las condiciones estructurales del mercado laboral, crecieron un 5,5 % con respecto a hace un año y ahora suman 5,7 millones de personas.

La economía brasileña cayó el año pasado un 4,1 %, el peor resultado anual desde 1996, y aunque en el primer semestre de 2021 los principales sectores productivos se han recuperado parcialmente, la creación de empleo sigue estancada.

Según economistas consultados por el Banco Central, el PIB brasileño se expandirá un 5,3 %, un crecimiento que, sin embargo, se sentirá poco en el bolsillo de los brasileños, pues la inflación se calcula que cerrará por encima del 6,5 %.