La SIP refuta “acusaciones dictatoriales” de ministro salvadoreño

0
6
553811

EL SALVADOR PRENSA

Miami, 9 jun (EFE).- La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) calificó este miércoles de “acusaciones dictatoriales” las “advertencias” a los comunicadores hechas por el ministro de Seguridad de El Salvador, Gustavo Villatoro, quien afirmó que “vivimos en una libertad de expresión, pero todo tiene su límite”.

Villatoro utilizó esa expresión durante una entrevista radial que dio el martes, donde confirmó que el Gobierno salvadoreño está dando seguimiento y vigilando “constantemente” a muchos periodistas que “tienen una clara intención de generar apología del delito”, indica la SIP en un comunicado.

De acuerdo con la institución regional, con sede en Miami (EE.UU.), el ministro respondió así a reportes de prensa que se hicieron eco de denuncias del sindicato de trabajadores del Instituto de Medicina Legal, sobre manipulación de autopsias a cadáveres hallados en una fosa clandestina.

Villatoro sostuvo que “vivimos en una libertad de expresión, pero todo tiene su límite” y se refirió además a la “morbosidad en la manipulación de la información”, acusando a los medios de generar apología del delito, mientras que calificó a los periodistas de ser “profetas de calamidades”, indica la SIP.

“Rechazamos este tipo de acusaciones dictatoriales a las que nos tienen acostumbrados algunos funcionarios cuando los medios y periodistas informan sobre cuestiones de interés público que les incomodan”, afirmó Jorge Canahuati, presidente de la SIP.

Carlos Jornet, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información del organismo, advirtió por su parte que “cualquier tipo de monitoreo oficial o vigilancia en contra de medios de comunicación y periodistas es una afrenta directa a estándares de libertad de expresión y a la democracia misma”.

Jornet, director del periódico La Voz del Interior, de Argentina, recordó que “todo comunicador tiene derecho a la reserva de sus fuentes de información, apuntes y archivos personales y profesionales”.

“Con estas advertencias” del ministro, puntualizó, determinado periodista “estaría siendo claramente cuestionado”.

Jornet y Canahuati, CEO de Grupo Opsa de Honduras, llamaron al Gobierno de El Salvador a “deponer cualquiera herramienta con la que se esté intentando vigilar a la prensa”.