La salud en el norte argentino toma un nuevo aire

0
18
670720

LATINOAMÉRICA SALUD

La Paz, 21 sep (EFE).- La salud en el norte argentino recibirá una bocanada fresca de aire mediante el traslado en un caso y la ampliación en otro de dos hospitales sexagenarios con una importante área de influencia, iniciativas que cuentan con el apoyo de Fonplata-Banco de Desarrollo.

La ampliación y refuncionalización del hospital San Bernardo en Salta y el traslado del Herrera Motta en Chilecito, La Rioja, son dos proyectos en pos de contribuir al cumplimiento del objetivo de desarrollo sostenible 2030 sobre salud y bienestar.

Ambas obras, largamente esperadas, reciben una financiación total de 43 millones de dólares de Fonplata, un Banco de Desarrollo integrado por Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay, en beneficio de estas localidades, pero también de las provincias vecinas e incluso países colindantes como Bolivia que en ocasiones les derivan pacientes, según destacaron las autoridades locales.

SAN BERNARDO SE MODERNIZA

El hospital salteño San Bernardo lleva en funcionamiento unos 61 años y es un eslabón “muy importante” en el plan sanitario de la provincia, según explicó a Efe su gerente general, Pablo Salomón.

“Somos un hospital de alta complejidad, un hospital escuela y nos dedicamos a atender pacientes politraumatizados”, señaló el médico.

Por su perfil, el hospital no puede “moverse mucho” hacia otras áreas porque es el único que atiende politraumatismos en la región. Pese a ello en 2020 contribuyeron con 170 camas para la hospitalización de pacientes con covid-19, destacó Salomón.

Y es que San Bernardo es un “hospital cabecera que es muy importante” en el norte argentino, incluso para países colindantes, pues Salta limita con Chile, Bolivia y Paraguay, destacó por su parte el ministro de Economía y Servicios Públicos de Salta, Roberto Dib Ashur.

Por ello se vio la necesidad de que este hospital “tenga mayor capacidad” y un mejor y más moderno equipamiento, con lo que se reforzará al sistema de salud de la provincia, agregó la autoridad.

El proyecto demanda una inversión de 28,2 millones de dólares, 20 millones a través de Fonplata y el resto lo pone la provincia.

Las obras incluyen la ampliación del hospital en una superficie de unos 11.000 metros cuadrados donde se aumentará la capacidad de quirófanos, los servicios de alta complejidad, terapia intensiva e intermedia, terapia intensiva para quemados, servicio de esterilización, además de incluir un centro de docencia e investigación.

Salomón sostuvo que el apoyo de Fonplata fue “indispensable” para llevar adelante el proyecto, que está próximo a licitarse.

Según el ministro, en algunas provincias el presupuesto es pequeño y más del 70 % de los recursos se destinan a gasto corriente, lo cual deja “muy poco para lo que tenga que ver con capital”.

Por ello, sin el “acompañamiento” de instituciones como Fonplata “es muy difícil que logremos con nuestros propios recursos un desarrollo como el que soñamos”, explicó.

Según el censo de 2010, la población de Salta es de 1,2 millones de habitantes, con una proyección de 1,5 millones hacia 2030, detalló.

Con la obra no sólo se llegará a esta cantidad de gente, sino también a pacientes “que están en tránsito, por turismo, los que vienen por viaje o que residen acá, beneficiarios indirectos y países limítrofes”, remarcó.

EL NUEVO HERRERA MOTTA

Con unos 90.000 habitantes, Chilecito es una de las tantas ciudades del norte argentino donde se hacen evidentes ciertas asimetrías que el Gobierno nacional quiere disminuir, explicó a Efe la presidenta del Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional (FFFIR), Silvina Batakis.

Allí se encuentra el hospital Herrera Motta, el único centro de salud de atención pública y gratuita en la ciudad, señaló por su parte la consejera y coordinadora ejecutiva del FFFIR, Karina Angeletti.

El edificio fue construido hace 60 años en una zona “que terminó siendo de difícil acceso” al encontrarse emplazado “contra un cerro”, manifestó Angeletti.

Además de ser “inaccesible”, presenta problemas de infraestructura pues tiene áreas que ya no se pueden utilizar, indicó Batakis.

Al estar pegado al cerro, es “imposible” ampliar el hospital allí mismo, por lo que se vio la necesidad de trasladarlo a una zona “completamente diferente, de accesibilidad rápida para la ciudad y para la zona de influencia”, según Angeletti.

El proyecto prevé pasar de una superficie actual de 5.000 metros cuadrados a más de 20.000 metros cuadrados donde se emplazará una infraestructura moderna con 35 consultorios para la atención ambulatoria, 120 camas, laboratorios, ocho quirófanos, área de rehabilitación y diagnósticos por imágenes, entre otros.

“Va a ser un salto de calidad enorme que además viene dado por los altos estándares que se impusieron para desarrollar el proyecto”, resaltó Batakis.

Con este proyecto se beneficiarán los habitantes de Chilecito y de tres ciudades aledañas, además de generar unas 300 fuentes laborales mientras dure la obra y el efecto multiplicador con la construcción de viviendas que prevé la provincia para los médicos del hospital.

La expectativa que se tiene es enorme, pues en los eventos vinculados con el proyecto han participado autoridades actuales y exfuncionarios, además de la comunidad que verá cumplido un sueño de años, según las funcionarias del FFFIR.

Batakis calificó de “sumamente importante” el respaldo de Fonplata para llevar adelante el proyecto mediante un instrumento “inédito” consistente en que el FFFIR se presta en dólares y presta en pesos argentinos a las provincias.