La reorganización de Shell no afecta al juicio en los Países Bajos, dice ONG

0
10
734524

EMPRESAS SHELL

La Haya, 15 nov (EFE).- La ONG ecologista Amigos de la Tierra (Milieudefensie, en neerlandés), que logró en mayo que un juez ordene a Shell reducir en un 45 % sus emisiones en 2030, con respecto a 2019, advirtió hoy de que los planes de la petrolea de unificarse en una sola empresa británica no afectan al caso climático en los tribunales de Países Bajos.

La petrolera anglo-neerlandesa dio a conocer hoy una futura reorganización de su negocio, que consiste en simplificar la estructura accionarial y el traslado al Reino Unido de su residencia fiscal, pero “esta noticia no tiene consecuencias negativas para el caso climático de Milieudefensie contra Shell”, precisó la ONG.

“En cualquier caso, esta demanda permanecerá en los tribunales neerlandeses. En nuestra opinión, esto tampoco tiene implicaciones para futuros casos en el país y en el extranjero. En todo el mundo, las empresas tienen la responsabilidad de respetar los derechos humanos y prevenir el peligroso cambio climático”, subrayó Peer de Rijk, de Milieudefensie.

Se trata del recurso presentado por Shell contra un fallo de mayo pasado de un tribunal neerlandés, que consideró que la petrolera “puede” y “debe” adherirse al Acuerdo Climático de París y bajar de forma más acelerada sus emisiones con una reducción neta del 45 % en 2030, en un respaldo sin precedentes a la denuncia de Amigos de la Tierra.

Mudarse al Reino Unido “abre un nuevo frente, incluso para casos futuros” dice ahora la ONG, que explicó que este tipo de denuncias se apoyan en “bases universales como los derechos humanos, la ciencia y los acuerdos climáticos internacionales” y cree que “todas las jurisdicciones occidentales” tendrán la misma opinión que la justicia neerlandesa.

Los planes de reorganización empresarial tampoco tienen ningún impacto sobre las obligaciones de Shell derivadas de la sentencia, que le exige trabajar de inmediato en la reducción de emisiones, a pesar de haber presentado un recurso contra el fallo.

La petrolera, que admitió los peligros del cambio climático, ha defendido siempre que está ya invirtiendo en proyectos verdes y que ha formulado objetivos para reducir emisiones de CO2 causadas por sus actividades, pero consideró que no son los tribunales, sino los gobiernos, a través de acuerdos internacionales, los que deben contrarrestar el calentamiento global.

Al anunciar hoy sus planes, Shell subrayó que con su mudanza al Reino Unido “estará mejor posicionada para aprovechar las oportunidades y desempeñar una labor líder en la transición energética”.

“En momentos de cambios sin precedentes para la industria, es incluso más importante que tengamos más capacidad para acelerar la transición hacia un sistema de energía global de bajo carbono”, añadió.