La región de Asia-Pacífico crecerá un 7,3 % en 2021, según el BAD

0
7
502688

ASIA PIB

Bangkok, 28 abr (EFE).- La región de Asia-Pacífico crecerá un 7,3 % durante 2021, liderada por China e India, según la estimación del Banco Asiático de Desarrollo (BAD), que alerta este miércoles sobre el impacto en la regional de nuevas olas de la pandemia de coronavirus.

La recuperación viene marcada por las campañas de vacunación de la covid-19 previstas y la mejoría de la economía mundial, indica en un comunicado el ente, con sede en Manila, que también estima un crecimiento del 5,3 % para 2022.

“El crecimiento está cobrando impulso en los países en desarrollo de Asia, pero los rebrotes de la covid-19 representan una amenaza para la recuperación”, señala el economista jefe del BAD, Yasuyuki Sawada.

El BAD espera que la economía china crezca un 8,1 % este año, y un 5,1 % en 2022, gracias al aumento en las exportaciones y el consumo privado, mientras la economía india registre un avance del 11 % durante 2021, y un 7 % el próximo año, “aunque la severa segunda ola de la covid-19 amenaza esta recuperación”, remarca.

El organismo apunta en su informe que la mayoría de países se encuentra en la senda de la recuperación económica, pero incide en las diferentes velocidades entre las naciones.

“Las pequeñas economías altamente dependientes del turismo continúan siendo las más vulnerables”, recoge el organismo, que sugiere al sector público y al privado unir fuerzas.

Entre estos países más dependientes del turismo se encuentra Maldivas, que el año pasado afrontó una profunda recesión a raíz del cierre de fronteras internacionales, y que según el BAD crecerá un 13,1 % en 2021 y un 14 % en 2022.

En contraste, Birmania, donde el Ejército tomó el poder el 1 de febrero mediante un golpe de Estado, verá a su economía retroceder un 9,8 % de continuar la manifestaciones en rechazo de la sublevación militar, reprimidas con brutalidad por las fuerzas de seguridad, y la huelga general que ha paralizado prácticamente a la Administración.

El BAD nació en 1966 con el propósito de convertir Asia-Pacífico en una región próspera, inclusiva y sostenible, mediante proyectos de inversión y préstamos para el desarrollo con el objetivo primordial de erradicar la pobreza, que pasó del 82 % en 1990 al 29 % en 2015.