La recuperación de América Latina y sus buenas perspectivas marcan el Foro Latibex

0
6
743174

FORO LATIBEX

Madrid, 22 nov (EFE).- El optimismo sobre la recuperación de la economía de Latinoamérica y la confianza de un futuro más próspero para países como Brasil y Argentina ha marcado la primera sesión del Foro Latibex, el evento de referencia para unir a empresas e inversores de América Latina y Europa.

Este lunes ha comenzado la vigesimotercera edición del Foro Latibex, que se prolongará hasta el próximo miércoles, y un año más con formato virtual debido a la pandemia del coronavirus y con conexiones de participantes a ambos lados del Atlántico.

Según los organizadores, más de cien inversores y 60 empresas cotizadas participarán este año en el encuentro, en el que se celebrarán más de 500 reuniones “uno a uno” y varios paneles sobre cuestiones de actualidad que permitirán tomar el pulso a la región en un momento crucial tras la crisis de la covid-19.

Durante la ceremonia de inauguración del Foro, Javier Hernani, consejero delegado de Bolsas y Mercados Españoles (BME), operador de los mercados de valores y sistemas financieros en España, ha recordado que este país es el primero de Europa por inversión en Latinoamérica y ha subrayado la mejora por parte de los organismos internacionales de las perspectivas económicas de la región.

Desde SIX, el grupo suizo propietario de la Bolsa española, su responsable global de mercados, Thomas Zeeb, ha subrayado la importancia de que las bolsas de valores de Latinoamérica se desarrollen y las empresas de la región puedan diversificar sus fuentes de financiación.

En el mismo acto de apertura, el secretario de Estado español de Economía y Apoyo a la Empresa, Gonzalo García de Andrés, al igual que el presidente de la consultora Deloitte en España, Fernando Ruiz, ha abogado por aumentar la inversión en América Latina, donde ven oportunidades, especialmente para avanzar en la transición energética.

Sin embargo, García de Andrés no pasa por alto la necesidad de mejorar los marcos de inversión para reducir los riesgos en América Latina y ha incidido en la necesidad de una mayor seguridad jurídica en la región, sin citar a ningún país.

RIESGOS Y OPORTUNIDADES

El responsable global de gestión de patrimonios y seguros del Banco Santander, Víctor Matarranz, ha advertido de que queda por concluir el proceso de vacunación contra la covid-19 en algunos países de la región, pero aun así se muestra optimista.

La principal razón es que el tejido empresarial sigue “ahí” y se pondrá en producción más pronto que tarde y en todo ello, ha considerado, la banca ha jugado un papel clave al aportar liquidez en los peores momentos de la pandemia. A modo de ejemplo ha recordado los 1.000 millones diarios que llegó a prestar el Santander.

Latinoamérica, ha insistido, es muy especial para el grupo bancario que preside Ana Botín, ya que en la región obtiene el 38 % de sus beneficios y cuenta con la mitad de sus clientes, unos 80 millones, además de la mitad de sus empleados, unos 200.000.

A pesar de estas cifras, Matarranz ha explicado que en Latinoamérica quedan 300 millones de personas por “bancarizar” y el objetivo del Banco Santander es dar servicios financieros a 10 millones de habitantes de la región antes de 2025, al tiempo que el banco se ofrece a seguir ayudando en el comercio internacional entre Europa-España y la región.

Para João Marques da Cruz, consejero delegado de la eléctrica EDP Brasil, Latinoamérica tiene que aprender a vivir con la covid-19 y 2022 será el año de la recuperación económica y social, de hecho piensa que la mejora de Brasil se extenderá a lo largo de toda la década y hará que se acerque a los niveles de Estados Unidos y Europa.

Dicho esto, aunque ha apuntado que la recuperación de otros países como la India y China será aún mayor que la de Brasil, ha mostrado su confianza en que los inversores vean oportunidades de negocios no sólo en Brasil y México, país al que citó como los de mayor dinamismo, sino en el conjunto de Latinoamérica.

Por su parte, el consejero delegado de Neoenergía, filial en Brasil de Iberdrola, Mario Ruiz-Tagle, ha señalado la importancia de contar con empresas fuertes y un plan de inversión robusto que pueda impulsar la economía postcovid y contribuir a la descarbonización de la región.

El primer día del Foro se cerró con la mesa “Nuevos vectores para la recuperación del crecimiento en América Latina”, en la que destacó la participación del economista jefe de Bradesco, Fernando Honorato, quien llamó la atención sobre la política fiscal que pueda seguir Brasil en 2023.

Por su parte, el economista jefe de Santander en Argentina, Juan Cerruti, llamó la atención sobre las negociaciones del país austral con el FMI porque considera “muy importante” que se logre entre ambas partes un convenio que permita fortalecer los fundamentos macroeconómicos de Argentina.

Durante su intervención, ha recordado que el PIB de Argentina, el nivel de riqueza del país en estos momentos, es el mismo de hace 15 años y para revertir esa situación ve necesario que se genere certidumbre y haya un marco que fortalezca la inversión en el país, que cuenta con importantes yacimientos no sólo de crudo sino de materias primas como el litio.