La producción automotriz en Brasil crece 11,6 % en 2021 pese a la crisis de piezas

0
5
789244

BRASIL AUTOMÓVIL

Sao Paulo, 7 ene (EFE).- Brasil fabricó 2,25 millones de vehículos en 2021, lo que supone un 11,6 % más con respecto a 2020, en un contexto aún desafiante por la pandemia de covid-19 y la crisis mundial de microchips que también afectó a las cadenas de producción del país, informó este viernes la patronal del sector.

La industria automotriz brasileña inició de esta forma una tímida recuperación, aunque aún está lejos de superar la brusca caída del 32 % que registró en 2020, cuando muchas de las montadoras cesaron temporalmente sus actividades, y alcanzar los niveles prepandemia.

Según el balance de la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea), la producción acumulada en 2021 fue de 2.248.253 unidades, entre automóviles, camiones y autobuses, lo que sitúa a Brasil como el octavo mercado mundial en términos de volumen.

“Es un número muy bueno, considerando el escenario que estamos viviendo”, afirmó en una rueda de prensa virtual el presidente de Anfavea, Luiz Carlos Moraes, quien aún prevé impactos en el sector “por algún tiempo” y una “recuperación moderada” en 2022.

“Tenemos mucho espacio para crecer y vamos a intentar recuperarnos lo antes posible”, añadió.

Entre los factores que contribuyeron a ese resultado de 2021 está la disparada de casi el 75 % en la producción de camiones frente a 2020, mientras que la fabricación de vehículos leves aumentó un 8,7 % y la de autobuses un 2,6 %.

La industria consiguió de esta forma mejorar los números de 2020, aunque partía de una base de comparación muy baja, pues ese año interrumpió un ciclo de tres ejercicios de crecimiento y retrocedió 16 años en niveles de fabricación.

“La pandemia generó efectos relevantes para el sector, alteró las cadenas de producción no sólo en Brasil, sino en todo el mundo”, afirmó Moraes, que también citó graves problemas de logística para traer los componentes necesarios a lo largo de este año.

Sólo en diciembre, la producción de vehículos en Brasil alcanzó las 210.925 unidades, apenas un 0,8 % más frente al mismo mes de 2020 y un 2,5 % superior en la comparación con noviembre pasado.

Por otro lado, el empleo en el sector se mantuvo “estable” y cerró diciembre con 101.050 trabajadores, lo que representa una leve caída del 0,2 % respecto a 2020 (101.223).

ARGENTINA PIERDE PESO EN LAS EXPORTACIONES

Según Anfavea, el sector automotriz brasileño exportó 376.383 unidades en 2021, un 16 % más que en 2020.

Las exportaciones dejaron una facturación de unos 7.600 millones de dólares, lo que significa un incremento del 38 % con respecto a 2020, cuando los embarques de vehículos dejaron 5.500 millones de dólares.

Argentina sigue siendo el principal destino de las exportaciones brasileñas de vehículos, aunque su participación ha bajado del 50 % en 2020 al 34 % en 2021. En segundo lugar continúa México, que también ha perdido espacio, del 20 % al 17 %.

“Tenemos una distribución mayor, con Chile, Uruguay y Colombia creciendo. Argentina está recuperándose, pero de forma tímida, lo que terminó impactando en las exportaciones”, apuntó Moraes, quien pidió más financiación para aumentar el flujo de ventas al exterior.

ESCENARIO “DESAFIANTE” PARA 2022

Moraes prevé que la industria automotriz global no recuperará los niveles prepandemia hasta 2025 y expresó su preocupación sobre el reciente repunte de los casos de covid-19 en Brasil, lo que podría afectar a la recuperación del sector .

“La pandemia no terminó y no podemos subestimar el impacto de esta nueva ola con la variante ómicron, aunque por el momento no estamos viendo un impacto negativo” en el sector en el corto plazo, afirmó.

Moraes mencionó además otros factores que pueden comprometer la retomada de la actividad, como la alta inflación, la subida de los tipos de interés para atajar la subida de los precios, el elevado desempleo y la incertidumbre en torno a las elecciones presidenciales de octubre.