La Procuraduría inhabilita por 13 años al exdirector de Policía de Colombia

0
8
394236

COLOMBIA JUSTICIA

Bogotá, 14 ene (EFE).- La Procuraduría General (Ministerio Público) de Colombia destituyó e inhabilitó por 13 años al exdirector de la Policía Nacional, el general retirado Rodolfo Palomino, por “influenciar irregularmente” a un oficial que denunció un presunto acoso laboral y sexual en la institución.

“La Procuraduría General de la Nación sancionó con destitución e inhabilidad de 13 años al exdirector de la Policía Nacional, general (r) Rodolfo Bautista Palomino López, al ser determinador de una reunión para ejercer presión sobre otro oficial de la institución para que se retractara de lo consignado en un oficio donde hizo algunas imputaciones en contra del general (r)”, informó este jueves la institución.

El caso tiene que ver con el testimonio del entonces teniente coronel Reinaldo Alfonso Gómez Bernal, quien el 5 de mayo de 2015 acusó a Palomino, director de la Policía entre 2013 y 2016, por “acoso laboral” motivado por “pretensiones amorosas y sexuales” hacia él.

La denuncia indicaba que el general (r) Palomino había ordenado al comandante del departamento de Policía de Cundinamarca, coronel Flavio Heriberto Mesa, a contactarse con el coronel Ciro Carvajal Carvajal, secretario general de la institución, para presionar a Gómez y que este se retractara de lo dicho en un oficio.

Palomino renunció a su cargo el 17 de febrero de 2016 en medio de un escándalo por la “creación y puesta en marcha de una supuesta red de prostitución masculina” dentro de la institución, conocida como la “comunidad del anillo”.

Por este caso, el Ministerio Público lo absolvió en noviembre de 2018, sin embargo el procurador general, Fernando Carrillo, resolvió en segunda instancia sancionar, con carácter disciplinario, al exdirector de la Policía.

SANCIONES CONTRA TRES OFICIALES

Por este caso también fue destituido e inhabilitado por diez años el entonces jefe de la Oficina Jurídica de la Policía, mayor John Santos Quintero Landinez, y se confirmó la sanción de destitución e inhabilidad de diez años impuesta a los coroneles (r) Carvajal Carvajal y Mesa Castro.

El Ministerio Público encontró que Palomino “les ordenó al mayor y los coroneles que se reunieran con el oficial que radicó el documento que ponía de presente actos irregulares del general” para convencerlo de que se retractara de lo denunciado.

Al parecer, en contraprestación por quitar la denuncia contra Palomino a Gómez le ofrecieron absolverlo de una investigación disciplinaria que se adelantaba en su contra.

“Como contraprestación, le indicaron que sería favorecido en un proceso disciplinario en caso de que el mismo llegara a segunda instancia, pues esa decisión era competencia directa del Director General de la institución”, detalló la Procuraduría.

Según la institución, “se demostró con certeza que el general (r) Palomino organizó reuniones por fuera de la actuación procesal, y por tanto de forma irregular, con fines contrarios a la ética que le corresponde al servidor público”.

Igualmente, la Procuraduría estableció que una vez Gómez Bernal radicó el oficio de retractación como consecuencia de la presión ejercida por los oficiales, “el general (r) Palomino optó por no declararse impedido en el proceso disciplinario y en su condición de juez disciplinario de segunda instancia falló a favor” de Gómez.

Leave a Reply