La presión migratoria no cede en Canarias pese a las llamadas de ayuda

0
3
348326

ESPAÑA MIGRACIÓN

Las Palmas de Gran Canaria, 17 nov (EFE).- La presión migratoria sobre el archipiélago español de Canarias no cede a pesar de las constantes llamadas de ayuda de las autoridades locales y de organizaciones internacionales ante la incesante llegada de migrantes irregulares desde las costas africanas, 17.000 sólo entre enero y noviembre, según los últimos datos oficiales.

Esta crisis migratoria es ya la segunda más grave después de la de 2006, cuando 31.678 personas llegaron a las Canarias; en 2007 fueron 12.743.

La llamada “ruta atlántica migratoria” se reactivó este año debido a las graves consecuencias sociales y económicas de la pandemia de la covid-19 y los controles que ejerce Marruecos en el estrecho de Gibraltar y su costa mediterránea.

Sólo este martes, el número de migrantes rescatados se situó en torno a los 584, tras la localización a primera hora de la tarde de seis nuevas embarcaciones precarias, conocidas como pateras, todas en ellas en las cercanías de Gran Canaria, según cifras facilitadas a EFE por Salvamento Marítimo.

ARGUINEGUÍN, EL FOCO DE LA POLÉMICA

En esa isla, en el muelle de Arguineguín, unas 2.000 personas, según el Gobierno regional canario, permanecen hacinadas desde hace días en un improvisado campamento de Cruz Roja que está siendo objeto de la polémica y de continuos choques políticos por la situación en la que se encuentra y la falta de soluciones efectivas.

En una entrevista en televisión el ministro español del Interior, Fernando Grande Marlaska, aseguró este lunes, en respuesta a las críticas por las condiciones de los migrantes en el muelle que nunca permanecen allí “más de 72 horas”.

El ministro también afirmó que con las últimas gestiones llevadas a cabo por el Gobierno español se había conseguido reducir en un 50% la llegada de nuevas embarcaciones a las costas canarias.

Tanto partidos políticos como las ONG o responsables de los centros de internamiento de menores (conocidos como CIES) han hecho públicos testimonios de inmigrantes que pasaron en el campamento de emergencia en el muelle hasta 24 días durmiendo en el suelo.

Desde el Ayuntamiento de Gran Canaria, su responsable, Antonio Morales, ha denunciado el “trato inhumamo y la vulneración del derecho internacional” que asiste a estos inmigrantes.

“Estas personas están hasta semanas en el muelle de Arguineguín en unas condiciones inhumanas. No puede ser que se esconda la realidad de esta manera, se trata de un incumplimiento flagrante del derecho internacional y del compromiso de España y Europa con los migrantes”, dijo hoy Morales.

El presidente regional canario ha reclamado soluciones tanto al Ejecutivo español como a la Unión Europea en reiteradas ocasiones y representantes de organismos internacionales como el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) han ofrecido ayuda, que sin embargo, han advertido, se retrasará.

DEL TEMOR A UNA NUEVA LESBOS O LAMPEDUSA

Ese retraso en la llegada de ayuda efectiva y la negativa del Gobierno español a derivar hacia la península a parte de los migrantes hace temer a las autoridades locales que se pueda reproducir en Canarias el modelo de la isla griega de Lesbos o la italiana de Lampedusa, algo que el ministro del Interior negó tajantemente este lunes.

Según el Ministerio español del Interior, la llegada de pateras se aceleró intensamente las últimas semanas; entre el 1 y el 15 de noviembre llegaron a Canarias 5.351 personas, un promedio de 356 diarias.

En 30 días, desde el 15 de octubre, arribaron 8.658 personas (288 diarias). Esto quiere decir que en un solo mes, el número de inmigrantes fue mayor que entre el 1 de enero y el 15 de octubre (8.102).

348326

Leave a Reply