La petrolera Shell anuncia el cese de su actividad en Túnez a partir de 2022

0
5
511815

TÚNEZ HIDROCARBUROS

Túnez, 5 may (EFE).- La compañía petrolera Shell informó este miércoles de que cesará sus actividades en Túnez a partir de junio de 2022, fecha en la que vence su contrato de explotación del yacimiento de gas de Miskar, región de Gabes (centro-este), informó la agencia estatal TAP.

“La empresa explicó que su decisión proviene de su intención de renunciar a las actividades de exploración y producción de petróleo y gas. Ha afirmado que podría volver a Túnez para invertir en energías alternativas”, declaró el director general de hidrocarburos, Rachid Ben Dali.

El responsable reveló que la empresa británico-neerlandesa abandonará además el yacimiento de gas de Asdrubal, en la región de Sfax, a 255 kilómetros al sureste de la capital, cuya concesión estaba prevista hasta 2035 por lo que solicitará una restitución anticipada.

El grupo, presente en el país magrebí desde 1922, posee el 100 % del yacimiento de Miskar y el 50 % de Asdrubal junto a la Compañía pública Tunecina de Actividades Petroleras (ETAP), lo que representan cerca del 60 % de la producción nacional de gas.

En febrero de 2020, el Ejecutivo inauguró la explotación del yacimiento de gas natural de Nawara, situado en la región meridional de Tataouine, y con el que espera paliar parte de la dependencia energética que tiene de sus dos vecinos, Argelia y Libia.

Las autoridades calculan que la producción diaria alcanzará los 2,7 millones de metros cúbicos por día, lo que equivale a 7.000 barriles de petróleo y 3.200 de gas licuado.

El yacimiento, que se encuentra a las puertas del desierto del Sáhara, es gestionado por la ETAP y la compañía austríaca OMV, ambos accionistas del 50 %, que invirtieron 1,1 millones de euros.

Una inversión que aspira a doblar la producción nacional de gas y reducir el déficit energético y comercial en un 20 % y un 7 % respectivamente.

Desde el campo, descubierto en 2006, sale un gasoducto de 370 kilómetros de longitud que transporta cerca de 600.000 metros cúbicos diarios entre Nawara y el golfo de Gabes, donde se encuentra la planta de tratamiento.

En los últimos años, los especialistas denuncian la caída de la producción petrolera en el país, que se ha reducido en un 42% entre 2010 y 2018, lo que causó que la dependencia energética haya pasado del 19 % al 47 % durante este mismo periodo.

El yacimiento petrolífero de El Kamour, uno de los más importantes del país situado en Tataouine, es escenario de continuas manifestaciones desde 2017.

Los habitantes de esta región, que lidera las cifras de desempleo en el país, han cerrado la válvula en varias ocasiones para denunciar el abandono del Gobierno central, que se comprometió a crear más de un millar de puestos de trabajo.