La Paz aplaza su feria patrimonial de miniaturas por el rebrote de la covid

0
2
393796

BOLIVIA TRADICIONES

La Paz, 14 ene (EFE).- Las autoridades municipales y artesanos de La Paz decidieron este jueves aplazar la tradicional Alasita, la fiesta boliviana de la prosperidad y los deseos en miniatura declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, ante la segunda ola de contagios del coronavirus SARS-CoV-2 que golpea al país suramericano.

El anuncio fue realizado por el secretario municipal de Culturas de La Paz, Andrés Zaratti, y el secretario ejecutivo de la Federación Nacional de Artesanos y Expositores de la Feria de Navidad y Alasitas (Fenaena), Freddy Butrón.

“El concepto es mover la fecha, vamos a estar atentos a cómo va evolucionando esta segunda ola”, dijo Zaratti a los medios y pidió que en ciudades como la vecina El Alto se tome una medida similar porque “ahora lo más importante es la vida y el cuidado” de la gente.

Por su parte, Butrón destacó que la decisión fue aceptada por los más de 6.000 artesanos afiliados a Fenaena, conscientes de que “el problema de la pandemia está de subida” y que “en los hospitales privados y públicos no hay camas para la atención” de nuevos enfermos.

“Nos hemos solidarizado y hemos dicho no podemos llevar al contagio” a la población, sostuvo el dirigente y remarcó que no se trata de una suspensión definitiva, sino de un aplazamiento hasta que las condiciones sanitarias mejoren.

La Alasita, que significa “cómprame” en aimara, es una de las tradiciones más antiguas de la cultura andina, cuando los paceños bendicen al mediodía del 24 de enero las miniaturas que representan sus aspiraciones y deseos para el año.

La figura principal de esta fiesta, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2017, es el Ekeko, la deidad andina milenaria de la abundancia y la fortuna.

Además de aplazar la Alasita, La Paz ya resolvió suspender las celebraciones de carnaval que estaban previstas para la segunda semana de febrero, algo que también ocurrió en otras regiones bolivianas como Oruro, cuyo célebre carnaval es también Patrimonio de la Humanidad y uno de los principales en Suramérica.

Bolivia se encuentra en una segunda ola de contagios del nuevo coronavirus con casi 2.000 casos por día, algo que no ocurría desde julio y agosto del año pasado.

Con unos once millones y medio de habitantes, el país acumula 9.493 decesos y 178.818 contagios confirmados desde marzo de 2020, cuando se detectaron los primeros casos en territorio boliviano.

Ciudades como Santa Cruz, la mayor del país, y Cochabamba han resuelto volver este mes a una “cuarentena dinámica” con algunas restricciones de circulación y actividades por horarios y días ante el rebrote.

El Gobierno de Luis Arce ha descartado por ahora retornar a una cuarentena rígida nacional y está enfocado en trabajar en la aplicación de pruebas masivas y compra de vacunas para enfrentar este rebrote, además de cuidar la economía del país.

Leave a Reply