La pandemia no puede con los Europeos de rítmica, pero los reduce al mínimo

0
8
357055

GIMNASIA RÍTMICA EUROPEOS

Madrid, 25 nov (EFE).- La cuarentena que cumplen algunas gimnastas, las dificultades logísticas para viajar y la pérdida de su condición de torneo preolímpico han dejado en la mínima expresión a los campeonatos de Europa de rítmica que se disputarán de jueves a domingo en Kiev, aunque su permanencia en el calendario sirve de testimonio de la voluntad de las federaciones por retomar la competición cuanto antes.

Solo 23 países entre los 50 que componen la Unión Europea de Gimnasia (UEG) participarán en esta competición y, en muchos casos, únicamente con gimnastas júnior.

La ausencia más notable es la de Rusia, primera potencia mundial y que ha ganado ininterrumpidamente el título europeo individual desde 1998 y en conjuntos desde 2001. La tensión política entre Rusia y Ucrania se sumó a los problemas derivados de la pandemia y desde Moscú se borraron rápidamente de los Europeos, bajo el pretexto de la incomodidad de las medidas sanitarias impuestas a los viajeros.

Tampoco estarán Italia, España o Alemania, ni los conjuntos de Bielorrusia o Bulgaria (por positivo por covid de Erika Zafirova), por lo que en esta modalidad el concurso ha quedado reducido a seis equipos: Azerbaiyán, Estonia, Francia, Israel, Turquía y Ucrania.

En el caso de España, la federación que preside Jesús Carballo informó el pasado 20 de octubre de que seguiría “las indicaciones de las autoridades sanitarias” y evitaría los viajes que no fueran “estrictamente necesarios”. El de Kiev no es uno de ellos.

A la vista de las bajas, entre las 24 gimnastas que competirán el domingo por el título individual en categoría sénior son las bielorrusas Alina Harnasko y Anastasia Salos, las búlgaras Katrin Taseva y Boryana Kaleyn, la israelí Linoy Ashram y las locales Viktoria Onoprienko y Yeva Meleshchuk las favoritas para subir al podio.

Ucrania e Israel son los máximos candidatos a jugarse entre jueves y viernes el oro en conjuntos. Con los resultados del conjunto y de las júnior se decidirá una clasificación por países.

Las participantes deberán presentar una prueba negativa de coronavirus al llegar a Kiev, la competición se desarrollará sin público y las ceremonias de entrega de medallas serán completamente distintas a lo habitual.

Las gimnastas se situarán en tres podios individuales, separados entre sí por 1,5 m, que tendrán delante una mesita. Un directivo o invitado depositará sobre las mesas, con guantes, las medallas y será la deportista la que se acercará a por la que le corresponda y se la colgará del cuello. No habrá peluches o ramos de flores, ni las gimnastas podrán abrazarse para felicitarse.

Leave a Reply