La pandemia mermó la inversión municipal en igualdad de género en Bolivia

0
7
697165

BOLIVIA MUJERES

La Paz, 14 oct (EFE).- Los presupuestos municipales para inversiones en igualdad y equidad de género en Bolivia se vieron mermados en 2020 como consecuencia de la pandemia de la covid-19, con un descenso de 22,5 % respecto al año anterior, según un estudio presentado este jueves en La Paz.

Los datos están reflejados en el Ránking de Inversión en Igualdad y Equidad de Género (IIEG) elaborado por el Centro de Promoción de la Mujer Gregoria Apaza, el Colectivo Rebeldía, la Coordinadora de la Mujer, el Instituto de Formación Femenina Integral y Oxfam con financiación del Gobierno de Canadá.

Según el estudio, en 2020 el presupuesto programado en IIEG equivalió a 58,6 millones de dólares, un 22,5 % menos que en 2019, cuando también se registró una caída de 20,7 % en el indicador.

El presupuesto ejecutado en estas áreas fue el equivalente a unos 36,5 millones de dólares, un 41,1 % menos que el año anterior “explicado por un mejor presupuesto programado en la gestión y una baja ejecución por las restricciones y problemas por la pandemia de la covid-19”, señala el reporte.

“Del presupuesto total ejecutado a nivel nacional en inversión pública solamente el 1,5 % ha sido destinado a favorecer a las mujeres en todo el país”, explicó a Efe la directora ejecutiva del Centro Gregoria Apaza, Carla Gutiérrez.

Gutiérrez consideró que es un “dato alarmante” pues la disminución afectó sobre todo al área de la “corresponsabilidad en el cuidado” de la familia, con una caída de 59,8 %.

Esto implica que el acceso a los servicios de guardería, cuidado de primeras infancias y adultos mayores “se ha reducido casi en todos los municipios producto del encierro” y “no se ha podido reponer totalmente hasta ahora”, indicó.

Además “ha obligado a muchas mujeres a dejar sus espacios laborales para dedicarse a temas de cuidado”, agregó.

El estudio también refleja que la inversión en atención, prevención y protección a mujeres víctimas de violencia en razón de género mantuvo una ejecución y un nivel “más menos volátil”, con un promedio de 9,3 millones de dólares en los últimos tres años y una ejecución de 60,6 % en 2020.

El ránking establece cinco categorías para calificar la inversión municipal en igualdad y equidad de género: muy buena, buena, regular, delicada y crítica, explicó Gutiérrez.

“Nos ha llamado muchísimo la atención que solamente cinco municipios de los 340 que tenemos en el país hayan salido en la categoría muy buena. Muchos de ellos están categorizados en rojo y naranja que son una situación crítica”, alertó.

LOS RETOS

Gutiérrez remarcó la necesidad de revertir esta situación y consideró que los datos reflejados en el estudio permitirán evaluar “las políticas de Gobierno y plantear mejoras en la reactivación económica o el acceso a servicios de atención de los casos de violencia”, entre otros.

Entre los retos en la era pospandemia, la experta consideró importante “visibilizar” a las mujeres en la elaboración de los planes operativos anuales, reponer los servicios de cuidado y atender mejor los espacios de prevención de casos de violencia en las instancias municipales.

“Debemos tomar decisiones, ver cómo podemos redirigir mejor el presupuesto y ver que hacer obras es importante, pero también es importante la vida de las mujeres”, remarcó.

La experta recordó que las mujeres son el 50 % de la población boliviana y lamentó que sean quienes reciben menor o ninguna retribución económica porque muchas “están en el cuidado de la casa con trabajos no remunerados”.

La realización del estudio se enmarca en el proyecto “Mujeres de Bolivia – Tus derechos en el presupuesto”, que apunta a construir una sociedad que promueva el ejercicio pleno de los derechos fundamentales de mujeres y jóvenes, sobre todo el derecho a una vida libre de violencia.

697165697165