El secretario general de la ONU pide garantías procesales en el arresto de Áñez

0
35
449706

ONU BOLIVIA

Naciones Unidas, 13 mar (EFE).- El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, pidió este sábado respetar el “debido proceso” y la “transparencia” en las detenciones de la expresidenta boliviana Jeanine Áñez y de altos exfuncionarios del anterior gobierno de Bolivia.

“El secretario general recuerda la importancia de respetar el debido proceso que garantice la total transparencia de todos los procesos legales”, indicó en un comunicado Stéphane Dujarric, portavoz de Guterres.

El secretario general también pidió seguir avanzando en los “pasos dados por todos los actores bolivianos hacia la consolidación de la paz” y reiteró el apoyo de Naciones Unidas en ese sentido.

Además, destacó la importancia de seguir progresando en “el diálogo político y la promoción de los derechos humanos” en Bolivia.

Bolivia ha pasado por un período extremadamente convulso desde las elecciones de octubre de 2019, cuyos resultados fueron puestos en entredicho por la oposición y la Organización de Estados Americanos (OEA). Áñez, que era vicepresidenta segunda del Senado, asumió la presidencia del país de manera interina tras la forzada renuncia y exilio del hasta entonces mandatario y líder del Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales.

Áñez asumió provisionalmente la Presidencia hasta las elecciones del pasado octubre, en las que se impuso la candidatura del MAS, representada por Luis Arce.

Pese a que llegó a asegurar que su papel era puramente transitorio, Áñez fue candidata por Alianza Juntos, pero se retiró al no reunir suficientes apoyos en el ala conservadora para imponerse al MAS, que se hizo con más del 55 % de los votos.

La expresidenta interina de Bolivia entre 2019 y 2020 y varios de sus exministros fueron arrestados la pasada madrugada en el departamento amazónico del Beni, acusados de “sedición y terrorismo” durante la crisis de 2019 que derivó en la renuncia de Morales.

Este sábado, Áñez fue trasladada de las celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) en La Paz hasta la Fiscalía para declarar por el supuesto “golpe de Estado” en contra de Evo Morales, que gobernó el país entre 2006 y 2019.