La ONU pide a las partes libias respetar los límites del alto el fuego

0
9
633257

LIBIA CONFLICTO

Túnez, 19 ago (EFE).- La misión especial de la ONU en Libia (UNSMIL) pidió hoy a todas las partes del conflicto, nacionales e internacionales, abstenerse de movilizar sus fuerzas militares para evitar una escalada de violencia y respetar los límites marcados por el alto el fuego a apenas cuatro meses de que se celebren los comicios.

En un comunicado de prensa, la UNSMIL apoyó los esfuerzos del comité militar 5+5- único órgano que sienta a la mesa a representantes de los gobiernos rivales- que, aseguró, busca mantener la calma y la estabilidad en el país con el fin de celebrar las elecciones presidenciales y legislativas previstas el próximo 24 de diciembre.

Un día antes, el Jefe de Estado Mayor, el teniente general Mohammed Al Haddad, criticó al comité por la “desviación” de sus funciones y su injerencia en la política y reclamó al Gobierno interino de Unidad Nacional (GNU) y al Consejo Presidencial poner fin a dichas violaciones.

El pasado domingo, el 5+5 publicó un comunicado de prensa muy criticado por los diferentes actores políticos en el que solicitó a las autoridades congelar los acuerdos militares con todos los países, elaborar un plan urgente para la expulsión de mercenarios así como nombrar de manera inmediata un nuevo ministro de Defensa.

Por su parte, el Consejo de Seguridad de la ONU exhortó este martes a la comunidad internacional a cooperar en la lucha contra el envío de armas y el flujo de grupos armados y advirtió de las repercusiones del conflicto libio en la estabilidad de la región del Sahel.

Libia es un Estado fallido, donde la vida transcurre en medio del caos y de una guerra civil, aunque ésta ha remitido algo en los últimos meses gracias a una tregua acordada en octubre de 2020 entre los dos gobiernos y que fijó la retirada de los mercenarios- estimados en 20.000- en un plazo de tres meses pero que continúan desplegados pese a los continuos llamamientos de la comunidad internacional.

El pasado mes de febrero, el Foro del diálogo político libio (FDPL), un organismo no electo creado “ad hoc” por la ONU , eligió un nuevo Ejecutivo de transición que deberá llevar a cabo la unificación de las instancias nacionales, mantener el alto el fuego y celebrar los comicios.

En una entrevista concedida en mayo a la cadena de televisión catarí “Al Jazeera”, el primer ministro interino, Abdul Hamid Dbeibah, admitió que, aunque el 80 % de las instituciones del Estado han sido unificadas, el Ejército continúa todavía dividido.

Para ello, el comité militar 5+5 sienta a la mesa a cinco representantes del Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA), sostenido por la ONU en Trípoli, y otros cinco del llamado Ejército de Liberación Nacional (LNA), bajo el mando del mariscal Jalifa Hafter, hombre fuerte del este del país. EFE