La ONU insta a no dejar atrás a los países de ingresos medios

0
4
562770

ONU DESARROLLO

Naciones Unidas, 17 jun (EFE).- El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, instó este jueves a no dejar atrás a los más de cien países considerados de ingresos medios y en los que vive un 70 % de la población del planeta, y subrayó la necesidad de crear mecanismos para que puedan afrontar sus elevados niveles de deuda.

“Siempre podemos ver una transformación estructural de la economía global, luchar contra el cambio climático y acelerar el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible, si los países de ingresos medios están plenamente integrados”, dijo Guterres en la apertura de la primera reunión de alto nivel de la Asamblea General sobre países de medios ingresos.

Pero esa “plena integración” se enfrenta a numerosos retos y obstáculos, según apuntó el secretario general de la ONU.

Guterres precisó que estos países no representan “un bloque monolítico” ya que incluye países con niveles de ingresos per cápita muy dispares desde los 1.000 dólares anuales hasta más de 12.000 y además son también muy diferentes si se toman en cuenta factores como el número de habitantes o su principal ocupación económica.

Pero apuntó que muchos de ellos están atrapados en la “trampa” de los países de ingresos medios, que cuando mejoran en la escala de ingresos, muchos se enfrentan al aumento de los costes laborales y se muestran incapaces de competir con países con costes más baratos.

Al mismo tiempo, se ven incapaces de competir en el terreno de las exportaciones que requieren una elevada preparación y un valor añadido “debido a la baja producción laboral y otras limitaciones institucionales y de capacidad, a menudo consecuencia de una combinación de un crecimiento lento, un estancamiento o caída de los salarios y un crecimiento de la economía informal”.

A esta situación, se ha sumado la crisis económica de la covid-19 en estos países, donde habita el 62 % de los pobres del planeta y que afectó al comercio y al turismo y “expuso y exacerbó las vulnerabilidades económicas, sociales y ambientales de muchos países de ingresos medios”.

Guterres instó a aprovechar este momento para reforzar la resiliencia de estas naciones, con un sistema de comercio multilateral más eficiente y en el terreno de los ingresos, el político portugués propuso la movilización de recursos por parte de estos países, y la revisión de la eficiencia y los gastos.

Pero, además resaltó la necesidad de un “apoyo y una financiación externa”.

“También necesitamos mejores mecanismos y una mayor cooperación internacional para hacer frente a los crecientes e insostenibles niveles de deuda en muchos países de ingresos medios”, subrayó.

En este sentido, agregó que “mientras la respuesta mundial a la crisis de la deuda está intentando correctamente apoyar a los países de ingresos bajos, los países de ingresos medios no deben quedarse atrás”.

Uno países que están necesitados de “un mejor acceso a las tecnologías, la investigación y la innovación y también mejores prácticas de gestión”.

Como consecuencia de la crisis, estos países sufrirán “limitaciones duraderas en el gasto público básico y en una variedad de objetivos climáticos y de desarrollo en los próximos años”, por lo que insistió en la necesidad de un nuevo mecanismo de deuda que “proporcione un menú de opciones, incluidas las recompras, las cancelaciones y los canjes de deuda”.