Los Ángeles, CA.- La ola de calor que sufre California  dificulta  el combate a varios incendios que siguen activos en el estado y provoca que se marquen máximos históricos en varias ciudades de la región.

Ante la perspectivas del efecto de esta potente ola de calor, el gobernador, Jerry Brown, declaró el estado de emergencia en varios condados y áreas de California  para unir esfuerzos de los cuerpos de seguridad y protección civil.

Y es que la presencia de vientos y la sequedad de muchas áreas de California son factores propicios para la expansión de más de una docena incendios que se combaten actualmente y para la aparición de nuevos fuegos, alertaron las autoridades californianas.

En Goleta, al noroeste de Los Ángeles, cerca de 2.000 personas han tenido que ser evacuadas mientras los bomberos luchan contra un incendio que ya ha quemado 20 estructuras y consumido 80 acres (32.3 hectáreas) y sólo está contenido en un 5%.

De los 13 incendios activos que actualmente se presentan en el Estado Dorado, el mayor de ellos se registra al noroeste de California y afecta parte de los condados de Napa y Yolo.

SHARE

Leave a Reply