La número uno sufre y avanza; la campeona se despide

0
7
507058

TENIS MADRID

Madrid, 1 may (EFE).- La número uno del mundo, la australiana Ashleigh Barty, sobrevivió a la resistencia de la eslovena Tamara Zidansek para avanzar a octavos de final del torneo de Madrid, que acabó para la vigente campeona, la neerlandesa Kiki Bertens, batida por la rusa Veronika Kudermetova.

La única española en el cuadro femenino, Paula Badosa, logró su segunda victoria en el cuadro principal de Madrid y avanzó hacia octavos a costa de la suiza Jil Teichmann.

Barty cumplió y progresó en la Caja Mágica y se citó con la campeona de Roland Garros, la polaca Iga Swiatek que se deshizo de la alemana Laura Siegemund.

El torneo femenino del WTA 1000 madrileño conserva a la checa Petra Kvitova, la única que ha logrado tres trofeos en la competición. Pudo con la otrora número uno del mundo, la alemana Angelique Kerber. La británica Johanna Konta fue otra de las cabezas de serie que se marchó de la competición igual que la ganadora del Abierto de Estados Unidos en el 2017 y finalista de Roland Garros un año después, la estadounidense Sloane Stephens.

La número uno del mundo, la australiana Ashleigh Barty, superó un primer susto en la segunda ronda del Mutua Madrid Open al necesitar tres sets para ganar a Zidansek, 80 del ránking, que finalmente cedió por 6-4, 1-6 y 6-3.

Barty jugará con la polaca Iga Swiatek, que necesitó once bolas de partido antes de derrotar a la alemana Laura Siegemund, procedente de la fase previa, por 6-3 y 6-3.

Swiatek se encontró con problemas para abrir y cerrar el partido, en el que la germana, 14 años mayor, la castigó con el revés cruzado y con ataques ajustados a las líneas.

La polaca asume la condición de favorita de la australiana Barty, su próxima rival. “Ella es favorita, sí. Es más fácil seguir esa actitud en el partido. Pero vamos a ver que pasa. Me encanta jugar en tierra. Ella tuvo problemas en su partido en esta segunda ronda y no se como se sentirá. Intentaré aprovechar las oportunidades que tenga sin preocuparme si debería ganar o no debería. No va a ser mi objetivo. Solo quiero jugar un buen partido y divertirme jugando con la número uno”, dijo.

La checa Petra Kvitova, la que más títulos ha logrado en Madrid, no falló y estará en octavos al vencer a la alemana Angelique Kerber por 6-4 y 7-5.

Fue uno de los partidos más destacados de la jornada entre dos jugadoras con historiales plagados de éxitos. La checa, que este año ha ganado en Doha, acumula veintiocho trofeos, entre ellos dos de Wimbledon, en 2014 y 2011.

Está en mejor momento que la germana, que llegó a ser número uno del mundo hace un lustro y que entre sus dieciocho éxitos sobresalen el Abierto de Australia y el Abierto de Estados Unidos de 2016 y Wimbledon dos cursos más tarde.

Kvitova buscará los cuartos de final contra la rusa Veronika Kudermetova que protagonizó la gran sorpresa de lo que va de torneo al eliminar a la vigente campeona, la neerlandesa Kiki Bertens por 6-4 y 6-3.

Bertens dejó atrás su idilio con la Caja Mágica. Finalista en las dos últimas ediciones, derrotada por Petra Kvitova en 2018 pero vencedora un año después, ante la rumana Simona Halep, la décima jugadora del mundo fue superada por una rival más adaptada a la situación.

Kudermetova, que este año estrenó su palmarés al vencer en Abu Dabi, el único premio en su carrera, tardó ochenta minutos en ganar a Bertens, con la que había perdido en San Petersburgo el año pasado en el único enfrentamiento previo entre ambas.

También quedó fuera de Madrid la británica Johanna Konta, decimoquinta cabeza de serie, que apenas inquietó a la letona Anastasija Sevastova que se impuso por un doble 6-3. Será la rival de Paula Badosa. La española ejecutó una remontada relevante para situarse en octavos tras vencer por 5-7, 6-1 y 6-2.

De la Caja Mágica se despidió la estadounidense Sloane Stephens que fue incapaz de evitar la reacción y la remontada de la tunecina Ons Jabeur (4-6, 6-1 y 6-3) para alcanzar los octavos de final del Mutua Madrid Open, donde participa por primera vez.

Stephens, ganadora del Abierto de Estados Unidos en el 2017 y finalista de Roland Garros un año después, no pudo alargar su novena participación en Madrid, donde fue semifinalista en la última edición.

Santiago Aparicio